Cuidar quebradas de Quito es clave para prevenir emergencias
Cómo cuidar su salud ante el fuerte invierno en la C…
Guillermo Lasso hará anuncio sobre jueces que otorga…
El arte callejero ucraniano busca capturar la memori…
En Guayas se registraron 15 muertos por incidentes v…
Tiroteo deja una decena de heridos, en Florida
Encuentran cuerpo de una mujer que estuvo muerta por…
Fuerzas Armadas no descartan casos de nexos con band…

Ministerio de Cultura arrancó con el censo sobre hábitos de lectura y consumos culturales

En el formulario hay preguntas referidas a los hábitos de lectura, práctica y consumo de actividades, eventos, bienes y servicios culturales. Foto: Archivo/El Comercio

Después de varias postergaciones, este lunes 20 de septiembre del 2021, comenzó a aplicarse la Encuesta de Hábitos Lectores, Prácticas y Consumos Culturales. A través de este sondeo, el país busca obtener datos reales sobre las prácticas y consumos culturales de sus ciudadanos.

La  muestra seleccionada para esta encuesta, que terminará de aplicarse a finales de noviembre, será de 15 492 viviendas, distribuidas de forma proporcional al tamaño de la población, en 23 provincias del país.

El formulario consta de 76 preguntas distribuidas en 6 módulos y el tiempo de duración promedio, considerando un hogar de cuatro miembros, será de una hora con 30 minutos.

En el formulario hay preguntas relacionadas a los hábitos de lectura, práctica y consumo de actividades, eventos, bienes y servicios culturales, así como de acceso a medios de comunicación y contenidos audiovisuales.

Para levantar la información se considerará el método presencial y dos tipos de informante, directo (personas a partir de 15 años) y calificado (representantes de personas de 5 a 14 años). La recolección y procesamiento de datos estará a cargo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), ganadora de un proceso de licitación.

La encuesta impulsada por el Ministerio de Cultura y Patrimonio, con el apoyo de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), tiene como objetivo obtener indicadores que permitan construir políticas públicas que garanticen el ejercicio de los derechos culturales.