3 de August de 2011 00:02

La mayoría de los abonados no registró alzas de tarifas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El incremento de las tarifas para los usuarios que consumen más de 750 kilovatios hora mes (kW/h) no se sintió en Guayaquil. Ayer los primeros usuarios de la Eléctrica de Guayaquil en recibir sus facturas no encontraron alzas por su consumo. El 97% de los abonados consume menos de ese rango.

Rocío Andrade, que tiene su domicilio en el sur de la ciudad, estaba preocupada de la factura de julio por los nuevos incrementos, pero al revisar la planilla su consumo fue menor. “Mi planilla bajó de USD 50 a 28. Desde que anunciaron la medida trate siempre de ahorrar y evitar prender muchos artefactos”.

En cambio Hólger Merchán no registró cambios en su consumo. “No me ha aumentado, sigo pagando lo mismo del mes pasado, que es USD 16”.

Las nuevas tarifas se aplicaron a pesar de que existía una resolución de la jueza décimo cuarta de la Niñez y Adolescencia del Guayas, Mariela Zunino, que suspendió la decisión del Consejo Nacional de Electricidad.

Óscar Armijos, gerente de la Eléctrica de Guayaquil, dijo que la mayoría de usuarios redujeron sus consumos para no pagar elevadas planillas. “La campaña de ahorro y las nuevas tarifas ayudaron a reducir los consumos. Se dieron casos de clientes que antes consumían 900 kW/h pero ahora no superan los 600. Eso significa que ahorro dinero y luz”.

Según Armijos, hay una reducción de consumo de 15% ya que los usuarios ahora ya ahorran.

En Quito la situación fue similar. Al mediodía de ayer, unos 15 usuarios se acercaron a las oficinas de la Empresa Eléctrica de Quito, en el norte, para cancelar sus facturas. Estos abonados registraban consumos entre 150 y 400 kW/h durante julio. Cristian Richards, empleado público, comentó que pagó USD 19 por el consumo del mes de julio, pues consumió 164 kilovatios hora. En junio pasado había pagado USD 16, pero en ese mes consumió menos energía.

Elizabeth Velasco, moradora del barrio San Juan Bajo, vive con sus dos hijos. Ella trabaja y sus hijos estudian, por lo que prácticamente no pasan en la casa. Su factura registró 233 kW/h en julio pasado, por lo que canceló USD 26,55. Dijo que no ha subido respecto a otros meses.

Desde que se anunciaron las nuevas tarifas para las personas que consuman más de 500 kilovatios hora, Ana Ricaurte comentó que trata de ahorrar cada vez más energía, pues ella consume actualmente 400 kW/h. Explica que a pesar de que las tres personas de las cinco que habitan en su hogar no pasan en casa, le preocupa las nuevas tarifas ya que consumían hasta 450 kW/h, y que si no se cuida pudiera sobrepasar los 500 y pagar más de USD 45 que cancela actualmente por el servicio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)