Presidente de España visitará Colombia, Ecuador y Honduras
Farmacias de EE.UU. deberán pagar USD 650 millones p…
Profesor fue asesinado a tiros en Machala
Conejos domésticos desentierran tres cadáveres del s…
Jóvenes inician recolección de firmas para consulta …
Jueces niegan los dos hábeas corpus solicitados por …
Postulantes para año rural de salud pueden elegir un…
Geofísico explica por qué se registran sismos en agosto

Euforia en las Bolsas europeas por veto a ventas al descubierto

Las Bolsas europeas cerraron hoy una turbulenta semana con fuertes ganancias gracias a las medidas contra los especuladores adoptadas el jueves por países como España y Francia.

Tras un inicio aún con fuertes oscilaciones, los mercados comenzaron a subir impulsados por la entrada hoy en vigor del veto de 15 días contra las denominadas ventas al descubierto, aprobado también por Italia y Bélgica.

El Ibex-35 de Madrid ganó un 4,82 por ciento, la subida más fuerte del continente y la segunda mayor del selectivo este año, para cerrar en 8.647,3 puntos impulsado por la cotización de bancos y aseguradoras.

Tras una subida de seis puntos, también la prima de riesgo de España se relajó hasta los 266 puntos. El interés de sus bonos se estabilizó en torno al cinco por ciento, después de caer incluso a un 4,9 por ciento pasado el mediodía.

Las otras plazas europeas registraron también subidas superiores al tres por ciento.

El FTSE-100 de Londres avanzó un 3,11 por ciento hasta los 5.162,83 enteros, mientras que el Dax de Fráncfort ganó un 3,45 por ciento y el CAC-40 de París se disparó un 4,02 por ciento.

"El veto a las ventas al descubierto en algunos países impulsó el Dax hacia arriba y con las acciones al alza salieron a comprar también los inversores que se reservaban cuando había caídas", explicó Markus Huber, de ETX Capital.

Otros analistas atribuyeron la evolución de las Bolsas a la subida de Wall Street el jueves. Aun así, los expertos advirtieron que las turbulencias en los mercados están lejos de haber sido superadas. "Los inversores siguen muy nerviosos. Además algunos de ellos aprovechan cualquier subida para vender", explicó un corredor en Fráncfort.