Conferencias y feria de empleo Lgbtiq+ se desarrolla…
Hombre halla feto humano en un basurero en Guayaquil
Finlandia cierra frontera para turistas rusos
Una mujer fallece en siniestro de tránsito en Mejía
El Kremlin exige investigación urgente sobre fugas e…
Una niña se cayó de un taxi en Guayaquil cuando su p…
La vivienda del alcalde de Flavio Alfaro fue baleada…
La desvinculación de Germán C., de la Policía, tarda…

Chef español con estrella Michelin servirá paella a domicilio para sobrevivir al confinamiento

El chef español Rodrigo de La Calle, dueño de

El chef español Rodrigo de La Calle, dueño de "El Invernadero", cocina paella en la cocina de su restaurante en Madrid. España, 30 de abril de 2020. Foto: REUTERS

El chef español Rodrigo de La Calle, dueño de "El Invernadero", cocina paella en la cocina de su restaurante en Madrid. España, 30 de abril de 2020. Foto: REUTERS

El Invernadero, el restaurante con una estrella Michelin del chef Rodrigo de la Calle, uno de los mejores de Ponzano, una calle del centro de Madrid flanqueada por más de 70 bares, restaurantes y locales de tapas generalmente llena de jóvenes profesionales a la salida del trabajo.

O al menos así era hasta que la epidemia de coronavirus golpeó a España. Desde el Gobierno impuso estrictas medidas de confinamiento el 14 de marzo sus persianas han permanecido cerradas.

De la calle tuvo que cerrar el restaurante, que sirvió un menú basado en verduras de alta calidad a un reducido aforo de 16 comensales, unos días antes de decretarse el estado de alarma.

Este chef ya había pasado por una experiencia similar en sus dos restaurantes en la capital china de Pekín. Aún así, no podría imaginarse hasta adónde llegaría a la situación en España, uno de los países más afectados por la pandemia con más de 25,000 muertes.

También se vio obligado a cerrar su negocio de mayor éxito, un córner de paellas en el Mercado de San Miguel, uno de los mayores atractivos turísticos de Madrid, que el año pasado sirvió unas 85 000 raciones.

Ante las sombrías perspectivas del turismo, De la calle, de 43 años e hijo de agricultor, ha decidido reinventarse poniendo en marcha un servicio de comida para llevar y repartir un domicilio. También está esperando el permiso de las autoridades para proporcionar un servicio de cocina en las casas de los clientes.

"Aquí en el restaurante El Invernadero tenemos un 30-40% de clientes extranjeros por turismo y negocios y en el Mercado de San Miguel son un 80%, por eso tenemos ciertas reticencias a abrir", dice.

"La idea no es convertir un restaurante Michelin en un servicio de entrega. La idea es sobrevivir hasta que podamos recuperar esa normalidad", el chef, que ganó su primera estrella Michelin en 2010 y ha sido asesor del chef multiestrellado Joel Robuchon.