1 de noviembre de 2019 00:00

Coladas típicas y de vanguardia se ofrecen en Quito

El escenario del encuentro gastronómico  fue el Convento de San Diego, ubicado en el Centro Histórico de Quito y uno de los más antiguos. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El escenario del encuentro gastronómico fue el Convento de San Diego, ubicado en el Centro Histórico de Quito y uno de los más antiguos. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Evelin Caiza

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el evento ‘Coladas Moradas 2019. La celebración de la muerte como continuación de la vida’, 20 establecimientos de la capital fueron premiados por presentar las historias que envuelven la preparación de su tradicional colada morada.

Una de las recetas que llamó la atención fue la del restaurante Cosas Finas de la Florida. El ingrediente estrella en ese lugar es la mapahuira. Cuando se enteró del concurso, su propietario, Carlos Pillalaza, decidió colocar este aderezo sobre las guaguas de pan. Afirma que, mediante los sabores lampreados, él busca recuperar un ingrediente tradicional de la gastronomía ecuatoriana.

Productos andinos como zapallo, chocho, oca, zanahoria, entre otros, fueron parte de los rellenos que se premiaron en este 2019. Por ejemplo, el chef de Achiote Ecuador Cuisine, Andrés Groner, manifestó que para ellos es importante mantener vivas las traiciones. En su caso presentó guaguas de pan rellenas de zanahoria y oca y otras de chocolate con zapallo.

El Hotel Barnard, por otra parte, mostró una colada morada tradicional y la acompañó con una guagua cuya base fue la harina de chocho. En el paladar resaltaba la maracuyá, la cual fue el ingrediente con el cual se aromatizó al conjunto.

El chocolate fino de aroma fue uno de los ingredientes que sirvió como cubierta o relleno. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El chocolate fino de aroma fue uno de los ingredientes que sirvió como cubierta o relleno. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

La promoción de productos agroecológicos fue otro de los objetivos. Por ello hubo diferentes estands con hortalizas, frutas, verduras y hierbas del campo. Nelly Ronquillo, de la organización Pacat (Productores Agropecuarios de Tungurahua) llegó con una propuesta de guaguas de pan con harina de trigo integral y panela.

El decano de la Escuela de Gastronomía de la Universidad de las Américas, Felipe Romero, manifestó que el objetivo principal fue demostrar que la gastronomía festiva ecuatoriana tiene historia, bagaje cultural y recuerdos. Dijo, además, que los establecimientos ganadores tienen un gran potencial para demostrar la variedad de la cocina local.

Por su parte, la gerenta general de Quito Turismo, Carla Cárdenas, señaló que “el primer sorbo de colada nos devuelve a la casa de nuestras abuelas”. Agradeció a los agricultores que cuidan y cultivan los ingredientes básicos de esta bebida, como mortiño, mora, piña, frutilla, naranjilla, babaco y otros, y a toda la gente que la elabora y la comparte.

Los tonos frutales fueron la característica de varios de los productos de pan premiados en este 2019. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los tonos frutales fueron la característica de varios de los productos de pan premiados en este 2019. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los ganadores recordaron a sus seres queridos mediante altares con ofrendas. Simbolizaron así la tradición de llevar alimentos a los cementerios o a los lugares donde reposan los restos de sus seres queridos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)