La construcción se reactiva con incentivos y exonera…
Sobre dos ruedas recorren Quito en la noche
3 158 nuevas becas para la Universidad están en riesgo
Nexos con paraísos fiscales persiguen a tres gobernantes
La informalidad persigue al 70% de jóvenes del Ecuador
Maduro habló con un caballo sobre el legado de Hugo Chávez
Concejo de Quito aprobó el plan de seguridad ciudadana
Caso Isspol: Justicia de EE.UU. pide confiscar biene…

Los cake pop: una opción de pasteles del tamaño de un chupete

Animales de la jungla, personajes de cuentos de hadas, superhéroes y princesas, entre otros, son los preferidos en la mesa de una fiesta infantil.

Animales de la jungla, personajes de cuentos de hadas, superhéroes y princesas, entre otros, son los preferidos en la mesa de una fiesta infantil.

Animales de la jungla, personajes de cuentos de hadas, superhéroes y princesas, entre otros, son los preferidos en la mesa de una fiesta infantil. FOTO: Julio Estrella / El Comercio

Como salidos de un cuento de hadas, así son los cake pops. Estos pequeños pasteles en forma de esfera están hechos a base de masa de torta o bizcochuelo, recubiertos y decorados con chocolate.

Con el fin de realizar una fiesta de cumpleaños divertida y diferente para su hijo, Kristy Falconí, de Cake Pop Factory, se inició hace algunos años buscando en la web y experimentando diferentes maneras de preparar estos novedosos dulces.

Ella comenta que la creatividad es fundamental en el momento de prepararlos. Desde el inicio hay que pensar en el sabor de la masa, con qué combinarla para que adquiera una textura compacta y en los diferentes detalles y aderezos que se colocan sobre el chocolate.

La torta del interior puede ser de cualquier tipo o sabor. Falconí dice que los favoritos de la gente son chocolate, vainilla y naranja. A esta masa se incorpora crema de mantequilla, ganache, leche condensada o manjar hasta formar un círcu­lo firme, es decir, que la mezcla no se derrame. Tras esto, el chocolate blanco es su favorito para iniciar la decoración de estas paletas de pastel. Ella los va trabajando uno por uno, porque los detalles son la base de los cake pops, afirma.

Los sorbetes o palitos deben combinar con los colores, los colores con los azúcares decorativos como grageas, coco rallado, maní, glaseados, entre otros. Existen todo tipo de modelos y diseños, por ello Falconí prefiere hacerlos personalizados para cada cliente.

Unicornios, Minions, animalitos de la jungla, Mickey Mouse y personajes de Toy Story son los cake pops recomendados si se trata de una fiesta infantil. Para conseguir el detalle perfecto que tiene cada uno de estos personajes, se utiliza fondant. Esta pasta parecida a la plastilina recubre uniformemente la esfera y forma, de manera sólida, hasta el más pequeño detalle.

Una de las características de estos postres es su delicadeza, por ello también son los favoritas en las mesas de bautizos y baby showers. En estas ocasiones se juega bastante con tonos pasteles y la decoración con cintas, perlas y flores, asegura Falconí.

Con esto concuerda Paola Pazmiño, de Cake Pop Shop. Ella agrega que para que la decoración de una mesa pequeña se vea bien, deben ir mínimo 12 de estos chupetes de pastel. Hace cuatro años, mientras revisaba las tendencias gastronómicas de otros países, descubrió los cake pops y decidió prepararlos, ya que en Ecuador no eran muy conocidos, comenta. Esto se dio cuando una cliente le solicitó algo muy divertido y original para decorar la mesa de su fiesta.

Desde ese momento, Pazmiño no solo utiliza masa de tortas, sino también galleta y cereales para el interior. También agrega mermelada y queso crema en la mezcla final, para lograr compactar la esfera. Y en cuanto a decoración, ella prefiere los frosting, las nueces y el pastillaje.

Este último está hecho a base de azúcar pulverizada y masa moldeable que se puede pintar de cualquier color.

Según se conoce, la persona responsable de crear y poner de moda estos originales y divertidos postres fue Angie Dud­ley, ‘La Bakerella’. A ella se le atribuye la idea de introducir un palo o una vara al cake ball, como un chupete.

El primer cake pop que le hizo ganar popularidad en cuanto a postres fue uno que tenía forma de cupcake o pastelito. Sin embargo, quien comenzó a comercializar mundialmente este dulce fue la cadena Starbucks. No se deben confundir los cake pops con los cake balls. Estos últimos son postres circulares a los que no se les inserta una varita en su interior.

Debido a su composición, los cake pops se consolidan como una propuesta atractiva y novedosa para poner a prueba la creatividad, ya que se debe combinar adecuadamente sabores, texturas pero, sobre todo, detalles.

Suplementos digitales