Exfiscal Juan Neira fue asesinado en pleno centro de…
Sargento de la Armada fue asesinado mientras hacía l…
Tabla de pensiones alimenticias para adultos mayores…
Primera Dama de Estados Unidos arribó a Quito
Un perro murió de un disparo tras intento de asalto …
Corea del Norte reporta aumento de 213 280 casos sos…
Cuatro exportadoras de banano son denunciadas por no…
Estados Unidos confirma su primer caso de viruela del mono

Alimentos que debería evitar en el desayuno

La primera comida del día debería ser saludable y que nos llene de energía. Foto: iStock

La idea de que el desayuno es la comida más importante del día se ha desmitificado con el paso de los años. Ahora, expertos coinciden en que no existe una regla general sobre qué comer o a qué hora de la mañana, pues son aspectos que se determinan según cada organismo, sus rutinas y el tipo de actividad física que realiza.

Por ello, es importante que consulte a un nutricionista para establecer cuáles son los mejores ingredientes para su desayuno ideal, a partir de su estado de salud y su estilo de vida. Eso sí, independientemente de su caso, seguramente el profesional le recomendará alimentos saludables que no solo le den la energía que necesita sino que también beneficien su salud en general.

“El mensaje es similar para todos: coma más granos integrales en lugar de carbohidratos refinados y elija fuentes de proteínas saludables con más grasas no saturadas y menos grasas saturadas“, explica la dietista Linda Antinoro, experta del Brigham and Women’s Hospital, afiliado a Harvard.

Le contamos qué alimentos debería evitar en el desayuno.

Alimentos ultraprocesados: la primera comida del día no debe incluir harinas refinadas y azúcares. Estos productos pueden elevar los niveles de glucosa en la sangre y, aunque se sienta enérgico después de comer, a medida que avance el día puede sentirse más lento.

Esta categoría incluye cereales azucarados, algunas barras de cereal, bagels, muffins y galletas industrial

Pan blanco: a primera hora es relevante ingerir fibra, por ello, es aconsejable el pan integral o el pan de centeno artesanal, pues benefician la digestión y dan mayor saciedad. En ese sentido, es importante que revise los ingredientes y evite los panes con jarabes, harinas refinadas y endulcorantes.

Batidos: aunque parecen una opción deliciosa y saludable, generalmente están llenos de azúcar, que promueve el aumento de peso y afecta a los dientes, y no contienen la fibra natural de las frutas, pues se pierde al licuarla. De tal forma que la persona solo ingiere azúcar libre y agua.

Salsas y mermeladas: aunque son productos para añadir sabor, por lo general, son ultraprocesados y no aportan gran valor nutricional al tener un alto contenido de azúcar y grasas, lo que puede facilitar que experimente llenura.

Fritos: los alimentos que se preparan en aceites vegetales son difíciles de digerir, por lo que no son recomendables como primera comida del día. Cabe recordar que estos aceites están asociados con mayor contenido de grasas trans, las cuales producen un mayor riesgo de enfermedades del corazón, diabetes y obesidad. En ese sentido, los profesionales recomiendan el aceite de oliva.

¿Qué se puede comer en el desayuno?

Como ya habrá escuchado, debe procurar que todo lo que consuma en el día sea una preparación balanceada, que aporte todas las vitaminas y nutrientes que su cuerpo necesita.

De acuerdo con la ‘Mayo Clinic’, la clave de un desayuno saludable está en los siguientes ingredientes:

  • Cereales integrales
  • Proteína magra como huevos, legumbre y nueces
  • Lácteos bajos en grasa ya sean yogures, leches o quesos
  • Frutas y vegetales frescos

“Estos grupos de alimentos brindan carbohidratos complejos, fibra, proteínas y una pequeña cantidad de grasa, una combinación que brinda beneficios para la salud y lo ayuda a sentirse satisfecho durante horas”, destaca la institución médica.