Informe a la nación
Diego Ordóñez: ‘La consulta no está entre los temas …
La proximidad de Santo Domingo a su cárcel expone a …
Apuesta Ecuador abrió la convocatoria para su segund…
Postulantes con bajo puntaje tienen oferta académica…
28 estudiantes alcanzaron el puntaje perfecto para a la ‘U’ 
Jenny Jaramillo ganó el Premio Mariano Aguilera a la…
45 000 insumos para cédulas entregó el IGM al Registro Civil

Empresa deberá indemnizar con USD 450 000 a empleado por fiesta sorpresa

Imagen referencial. El hombre en los documentos judiciales relata que después de la inesperada sorpresa se dirigió a su automóvil y según él sufrió un ataque de pánico. Foto: Pixabay

La firma Gravity Diagnostics, una empresa ubicada en Kentucky, Estados Unidos, anunció este lunes 18 de abril que apelará la decisión judicial que los obliga a indemnizar a un empleado con USD 450 000.

La demanda se realizó después de que el hombre fue despedido tras sufrir un ataque de pánico cuando le celebraban su fiesta de cumpleaños. El hombre apela a que la empresa lo discriminó por su condición.

Según los documentos judiciales, el hombre, identificado como Kevin Berling, destacó que sufre de un trastorno de ansiedad y que anteriormente les había explicado a sus compañeros que no quería celebrar su cumpleaños.

Todo parece indicar que el pedido de Berling fue ignorado y actualmente se enfrenta a la empresa por haber perjudicado su salud mental.

Un cumpleaños no deseado

Todo ocurrió el 7 de agosto de 2019, mientras Berling se tomaba su pausa para almorzar. Sin embargo, el hombre nunca se imaginó que en la otra sala le preparaban una sorpresa bastante amarga para él.

Cuando se dirigía a la sala de descanso se vio sorprendido por sus compañeros con un saludo de feliz cumpleaños y una pancarta alusiva a la ocasión.

El hombre en los documentos judiciales relata que después de la inesperada sorpresa se dirigió a su automóvil y según él sufrió un ataque de pánico.

Al día siguiente, Berling, muy molesto, tuvo una reunión con su jefa y otro compañero para hablar de lo que había ocurrido, según mencionó John Maley, el abogado de Gravity Diagnostics, en un correo electrónico a AFP.

Además, Maley señaló en su escrito que en la conversación el hombre temblaba, tenía la cara roja, los puños y los dientes apretados y, además, agredió verbalmente tanto a su jefa como a su compañero. La situación se elevó hasta el punto de que ambos temieron por su seguridad, por lo que la empresa optó por despedir a Berling.

Es importante resaltar que antes de este incidente Berling nunca había sido amonestado ni sancionado por su comportamiento, por lo que decidió demandar a la empresa por “discriminación por motivos de discapacidad”.

Decisión del Juez

Esta semana, un juez falló a favor de Beling y ordenó la indemnización de USD 150 000 por la pérdida de sus ingresos, y USD 300 000 por la humillación, pérdida de autoestima y sufrimiento causado.

Sin embargo, la compañía niega que haya existido algún tipo de discriminación y aseguran que en ningún momento fueron informados de los problemas de ansiedad del empleado, por lo que interpondrán una apelación al fallo, explico Maley.

Julie Brazil, fundadora y directora de operaciones de la compañía Gravity Diagnostics, afirmó en un comunicado de prensa que: “Con los incidentes cada vez mayores de violencia en el lugar de trabajo, este veredicto sienta un precedente muy peligroso para los empleadores y, lo que es más importante, para los empleados que, a menos que realmente ocurra violencia física, la violencia en el lugar de trabajo es aceptable”.