Una virgen quedó irreconocible luego de una restauración

La virgen restaurada de la Inmaculada Concepción terminó terriblemente mal. Foto: Twitter @AlexRodriguezSa

La virgen restaurada de la Inmaculada Concepción terminó terriblemente mal. Foto: Twitter @AlexRodriguezSa

La virgen restaurada de la Inmaculada Concepción terminó terriblemente mal. Foto: Twitter @AlexRodriguezSa

La restauración de obras de arte emblemáticas se ha convertido en un problema para España. Una copia de la Inmaculada Concepción, de Bartolomé Esteban Murillo, fue totalmente modificada por su restaurador, quien para muchos la dejó “irreconocible’.

Según el medio británico BBC, un coleccionista privado pagó USD 1 355 a un restaurador de muebles en Valencia para que limpie la pintura. Después de dos intentos de arreglarla, la obra quedó muy distinta a la original.

Este evento se asemeja a otras restauraciones fallidas ocurridas en España. La más recordada es la del Ecce Homo en el año 2012, cuando una feligresa de 80 años trató de hacer esta labor y finalmente cambió por completo la imagen del cuadro. Tras la restauración, la obra fue objeto de burlas, incluso la bautizaron como ‘Monkey Christ’ o ‘El Cristo Mono’.

El año pasado, otra escultura del siglo XVI que se exhibía en una iglesia de Navarra llamó la atención de las personas, ya que su restauración también la dejó irreconocible.

Estos eventos, sobre todo el más reciente, han causado la indignación de la Asociación de Conservadores y Restauradores de España (ACRE). Esto, dicen, representa una pérdida para el patrimonio cultural de España y del mundo. Piden a los medios de comunicación y a las personas que no se convierta en motivo de burla y que se endurezcan las leyes.