Aumentan los casos de variante Delta en Cuenca y en Azogues
Roque Sevilla: ‘Habrá un crecimiento en el turismo p…
El conflicto legal por la Alcaldía de Quito tiene ci…
El coronavirus limitó el acceso a la salud sexual y …
Hernán Orbea: ‘Hay el pretexto de no entender los esfuerzos’
Reunión con el FMI, para ajustar metas y definir desembolsos
El 50% de proyectos de ley tiene impacto en el presupuesto
Más cajeros son atacados; se rastrea a bandas extranjeras

Un australiano asegura ser Jesús

Jesus autrailiano 2

Jesus autrailiano 2

Miller no realiza milagros pues argumenta que no debe probar nada a nadie. Foto: Captura de pantalla

Australia podría haberse convertido en la tierra prometida de la reencarnación de Jesús, si lo que cuenta Alan Miller, un vecino de 53 años del estado de Queensland, fuera cierto.

De acuerdo con su relato, tras separarse de su ex mujer en el año 1997, comenzó a tener recuerdos cada vez más nítidos de su vida hace 2 000 años, informa el diario Daily Mail.

En 2004, según sus palabras, estos recuerdos se intensificaron aún más. “Comencé el proceso de avance hacia Dios de la misma manera que lo hice en el siglo I”, afirma Alan, ex ingeniero de sistemas informáticos. “Sé que soy Jesús porque tengo recuerdos de toda esa vida”, explica.

El australiano tiene 53 años y afirma ser Jesús: Foto Captura

Tras divorciarse, Alan conoció a Mary Luck, su actual mujer, quien a su vez afirma ser María Magdalena.

“Yo tenía una vida en el siglo I y era la mujer de Jesús y aprendía y enseñaba la verdad divina junto a él. Tras su muerte, yo pasé al mundo de los espíritus y tuve una vida ahí”, explica Mary, quien añade que ella regresó a la Tierra cuando nació en 1978 en Australia.

La pareja organiza seminarios para un movimiento espiritual donde transmiten “la verdad divina” y en los que prometen un contacto personal con Dios. Además, cuentan con un canal de YouTube.

Su actual pareja, Mary Luck, afirma ser María Magdalena. Foto: Captura 

No ha faltado quien los acusa de haber formado una secta que reúne a más de 20 000 personas que escuchan sus enseñanzas. Sus detractores aseguran que ha sido Alan quien convenció a Mary de su “nueva” identidad.

“Mi familia cree que nada de esto es cierto y que, en realidad, estoy siendo manipulada por Alan”, afirma Mary.

Ante el pedido de realizar milagros para demostrar su identidad, Alan argumenta que no necesita hacerlo porque él sabe quién es. “No tengo ningún deseo de demostrar que soy Jesús, (…) sé quién soy. Hay gente que se ha dado cuenta de quién soy y otra gente que lo hará en el futuro“, sentencia.

Además, sostiene que algunas de las hazañas de Jesús relatadas en la biblia son falsas y que por eso no las lleva a cabo hoy en día.

“Se presume que en el siglo I convertí el agua en vino, pero no lo hice”, sostiene.