Pico y placa en Quito regresa este martes 7 de febrero
Ataque armado dejó un fallecido en el suburbio de Guayaquil
Paola Pabón: ‘entre el gobierno y la gente, nuestra …
Turismo decae por cierre del puente que une Ecuador …
Atractivos turísticos de Turquía, lejos del epicentr…
20 de 24 alcaldes no se reeligieron en Azuay, Cañar y Loja
Jorge Yunda dice que robaron su casa
El fenómeno 'triggering' que inquieta a los expertos…

El negro y el blanco están de moda aún

Los muebles de sala, de comedor, de dormitorio, de oficina y de entretenimiento, elaborados en maderas claras y oscuras, dan el toque de distinción a la decoración interior de una casa.

Según la decoradora de interiores Susana Hidalgo, el estilo que marca la tendencia en los muebles modernos es el minimalista. Dicho estilo consiste en una mezcla de varios materiales como maderas claras, con acabados metálicos satinados, telas de colores, vidrios arenados, con líneas muy simples que en conjunto forman un mueble muy funcional, práctico y adaptable a cualquier tipo de ambiente.

Mario Contreras, de Decorart, dice que si bien es cierto la tendencia sigue apuntando al minimalismo, lo clásico en formas y colores no pierde terreno. “El wengué está muy de moda todavía pero el café y los colores claros como el blanco o el negro y el rojo siguen formando parte del gusto de algunos clientes”.

Estuardo Guerrero, de muebles Linaje, comparte el criterio de que las líneas rectas no han cedido su espacio en el diseño del mobiliario actual. La utilización de los microcueros es lo ‘in’, en cuanto a los materiales de la tapicería de los muebles.

En Colineal, en cambio, la variedad también se refleja en los tapices. Los clientes pueden escoger el material y el color. Sin embargo, tonos como el negro, el rojo y el blanco son los más apetecidos por las personas.

María Fernanda Villafuerte, de Muebles Artefer, cuenta que actualmente lanzaron una línea llamada Armo totalmente modificada con materiales nuevos e innovadores que oferta, además de mobiliario, varios accesorios.

“Tratamos de combinar todo lo que es microcueros con la microfibra para otorgar durabilidad a los productos que tenemos en comercialización. Tenemos modelos de dormitorios, salas, comedores y todo lo que tiene que ver con la decoración”.

Una de las ventajas, añade Villafuerte, de utilizar melamina en los muebles es la reducción de los costos. Además, dice, es un material muy resistente.

La melamina soporta el tabaco, los agentes químicos, la polilla y la humedad. Para su mantenimiento solo se le debe pasar una franela con agua, añade.