Emiten alerta Emilia por niño de 4 años en Guayaquil
Santa Elena realiza recuento voto a voto de alcaldía…
Asamblea llama a juicio político a Ximena Garzón, ex…
En Loja se recuentan todos los votos a las alcaldías…
Quito fue la ciudad con la inflación anual más alta …
¿Por qué el volcán Cotopaxi emite un 'brillo' desde …
Graban acrobacias en motos en avenida De los Shyris
Francisco Jiménez habla de eventuales cambios en Gabinete

Cómo reparar las pequeñas fisuras no estructurales

La fachada de la catedral de Portoviejo muestra fisuras en su enlucido. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

La fachada de la catedral de Portoviejo muestra fisuras en su enlucido. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

La fachada de la catedral de Portoviejo muestra fisuras en su enlucido. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Las fisuras -estructurales y epidérmicas- son consecuencias del sismo de 7.8 grados Richter del 16 de abril, sucedido en Esmeraldas y Manabí.

Las estructurales, obviamente, deben ser evaluadas por técnicos para ver si son reparables o no. Si luego del estudio correspondiente se concluye que son reparables, explica Joan Proaño, gerente de Proaño & Proaño, requieren de atención y reparación inmediata pues se encuentran en columnas, vigas y en ciertos casos en las losas; comprometiendo directamente a la edificación y no solo al enlucido.

Las fisuras no estructurales, también denominadas estéticas debido a que no comprometen la edificación, necesitan de una reparación integral. Esta deberá realizarse después de tres o cuatro meses, como máximo; tiempo que pueden durar las réplicas sísmicas.
Proaño indica que existen cuatro pasos a seguir en caso de que la fisura sea a nivel del enlucido.

Primero: se raspa las fisuras, con ayuda de una espátula para eliminar la pintura y el estuco. En caso de que la fisura tenga una medida menor a 1 milímetro, es importante abrir la misma raspando alrededor de cinco centímetros por cada lado.

Luego, se coloca una malla plástica, la misma que ayuda a las contracciones y dilataciones del material.

Posteriormente se colocan varias capas de mortero con fibra que permite que la malla se ajuste a la mampostería y al enlucido.

Una vez que se haya secado bien,se estuca y, según las necesidades, se pinta nuevamente la pared.

Otra fisura no estructural se da a nivel de mamposterías. Y no solo comprometen al enlucido sino a la pared. En este caso, dice Proaño, es fundamental el trabajo de albañilería que permita realizar un refuerzo de hierro para unir las dos partes. Y luego estucar y pintar.