Esposa del ‘Chapo’ Guzmán es condenada a…
Laboratorio Urbano de Quito fortalece las áreas hist…
Video registra que pasean un cadáver en una moto en Manabí
Cuatro mujeres salían con USD 15 000 de la cárcel Re…
5 preguntas sobre el aparecimiento de la variante Ómicron
Página para acceder a boletos de Fiestas de Quito, colapsada
COE Nacional y Alcalde anuncian medidas por fiestas de Quito
El 64% de la población está vacunada totalmente en Ecuador

El estudio, el reducto de la tecnología de punta

notitle

notitle

La mayoría de la gente cree que diseñar un estudio es cuestión de adaptar algún espacio ocioso que tiene la vivienda para la función de realizar las tareas escolares y… listo.

Para estas personas, todo se limita a encontrar el mejor lugar para colocar el escritorio, al que se acompaña con algún librero de corte simpático, un mueble modular para acomodar la laptop y alguna lámpara, de pedestal… Y punto.

Nada está más lejos de la realidad, explica el arquitecto Jaime Burbano. El estudio es un cuarto que necesita de un diseño específico, mucho más, por ejemplo, que un dormitorio o un comedor.

¿Las razones? Hay varias, dice Burbano. El estudio es el cuarto más caro de la casa, sin ninguna duda. En él se colocan las computadoras, las impresoras, los libros (que en el país son caros), las pantallas de plasma, el DVD, los proyectores… en fin, todos esos accesorios que saca de la chistera la tecnología y que se vuelven imprescindibles.

Por eso, este ambiente precisa de un diseño definido. Como es el reducto de las innovaciones, tiene que tener un cableado acorde a esa categoría. Debe hacer conexiones suficientes para encender todos esos electrodomésticos creados para aprender.

Por eso, cree Burbano, que el mínimo espacio para un estudio debe tener unos 13 m² de área útil. Un espacio suficiente para que la circulación sea fluida.

Suplementos digitales