Embajadas de Ucrania recibieron bolsas sangrientas
Sismo de 4.8 en Muisne fue sentido en Esmeraldas y P…
Frente Anticorrupción solicita eliminar tablas de co…
Hombre recibe prisión preventiva por supuesto tráfic…
Volcamiento de vehículo en Quito deja una persona afectada
Ceniza del volcán Sangay caerá en Morona Santiago
Ministros analizan reactivación de los ferrocarriles…
Joven mujer murió durante entrenamiento en gimnasio

Las ciudades y sus tareas

Según un informe del Centro de Investigación para la Paz (CIP-Fuhem), las ciudades en ‘desarrollo’ aumentan su número de habitantes en 60 millones de personas anuales. La mayoría de este río de gente se establece en las zonas más deprimidas; en los arrabales a los que les falta todo, o casi todo.

Las consecuencias son nefastas. Según el estudio, al menos un millón de niños muere todos los años de enfermedades relacionadas con el hambre, la falta de saneamiento y de suministro adecuado de agua potable. Además, cientos de millones de personas padecen enfermedades y sufrimiento por estas mismas causas.

¿Estamos condenados a ese armagedón o hay tiempo para revertir la situación? La cosa es peliaguda pero, según CIP-Fuhem, aún existe una vía con tres bocatomas: el abastecimiento de agua y de saneamiento de los barrios marginales, el fomento de la agricultura urbana y la mejora del transporte público.

De hecho ya existen algunas ciudades que trabajan en la sustentabilidad. En Karachi, Paquistán, el Proyecto Piloto Orangi dotó de una red de alcantarillado de calidad a cientos de miles de viviendas pobres de asentamientos informales.

Hay otras urbes en ese camino. ¿Y las ecuatorianas? Al final de la hilera.