Tema

Rodrigo Borja

La Comunidad Económica Europea

El “Tratado de Roma” —suscrito en 1957 por los seis países iniciadores: Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo y Holanda— dio inicio a la Comunidad Económica Europea con su mercado común, a la que seis años después se incorporaron Dinamarca, Irlanda e Inglaterra. En 1981 se unió Grecia. Y en los años posteriores lo hicieron España, Portugal, Austria, Finlandia, Suecia, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Lituania, Letonia, Hungría, Malta, Polonia y República Checa, Bulgaria, Rumania y Croacia, cuyos territorios y economías formaron un solo mercado común. Fue el proyecto más avanzado de integración. Abarcaba 530’200.000 habitantes, sometidos a las obligaciones inherentes a su membresía de la Unión.

Terrorismo informático

No sería un alarde de ciencia-ficción afirmar que es científica, tecnológica y políticamente factible que terroristas cibernéticos pudieran producir el colapso de un país altamente desarrollado mediante la perturbación de su infraestructura informática, que es el punto clave de su desarrollo científico, político, económico y social. De hecho, círculos científicos vinculados al “Pentágono” norteamericano —es decir, a su ministerio de Defensa— piensan en esto y ensayan diversos escenarios de posibles sabotajes electrónicos para adoptar estrategias de prevención o de reacción rápida y eficiente frente a una amenaza hasta aquí imaginaria. En julio de 1996 la Casa Blanca creó un organismo secreto denominado “Comisión Presidencial sobre Protección de Infraestructuras Esenciales”, integrado por alrededor de seis mil científicos, intelectuales y estrategos militares, con el propósito de investigar a fondo esta amenaza.

Apolo 1

Fue la primera nave espacial en cumplir una misión tripulada, como parte del proyecto sideral estadounidense denominado “Apollo Program”, uno de cuyos objetivos era el “alunizaje” con tripulación en nuestro satélite lunar, como primer paso hacia las futuras misiones espaciales.

Climatología

La Real Academia Española de la Lengua se limita a decir en su diccionario castellano que la climatología es el “tratado del clima”, lo cual es cierto, pero merece un poco más de explicación.

La conquista del espacio

La astronave o cosmonave - “spacecraft”, en inglés; y “wostok-2”, en ruso y alemán- es el vehículo de los viajes hacia el espacio sideral. Y quien lo tripula y conduce fuera de la atmósfera terrestre es el astronauta o cosmonauta - “spacecraft”, en inglés; y “wostok-2” en ruso y alemán.

Universo

Según el cosmólogo norteamericano John Bahcall, la edad del universo es 13.700 millones de años. Fundó su aseveración en los datos de la NASA y de la Universidad de Princeton.

Los misterios del espacio

Muchos científicos aceptan, como hecho cierto y comprobado, que la NASA —o sea la entidad norteamericana de investigación espacial— llevó al hombre a la Luna, pero creen que ella quiere ocultar algo que pudiera ser una “información perturbadora” para la humanidad y por eso promueve una acción de encubrimiento en gran escala. Y es que radioaficionados de varios países, que siguieron directamente con sus propios equipos UHF las comunicaciones de voz entre los astronautas y el centro de control en Houston —conversaciones que la NASA no permitió escuchar al público—, dijeron haber oído un diálogo escalofriante en que los cosmonautas Neil Armstrong y Edwin Aldrin del “Apolo 11” se mostraron aterrorizados por la presencia de una nave espacial extraterrestre cerca de ellos en la Luna.

Fallece pionero de las discapacidades, Rodrigo Crespo Toral

Acaba de fallecer en Quito a los 95 años de edad, el doctor Rodrigo Crespo Toral (Cuenca 1924-Quito 2020). De larga familia de 13 hermanos, hijos del médico Emiliano Crespo Astudillo y de doña Lola Toral de Crespo, fue médico, humanista, escritor. Se especializó en Pediatría y en el estudio de las Discapacidades, en el que fue pionero, junto con su hermano mayor y también médico, Emiliano Crespo Toral, traumatólogo quien fundó Serli (Servicio de rehabilitación de Lisiados) en Guayaquil, y a quien ayudó. Se especializó en Estados Unidos y llegó a ser Profesor de la Universidad de Georgetown.

Luis Parodi

Fue a comienzos de 1988. Estaba yo en Guayaquil en búsqueda de un candidato porteño que me acompañara en la fórmula electoral de los comicios presidenciales de ese año. Me alojaba en el Hotel Continental. Y recibí allí la llamada del Rector de la Escuela Politécnica del Litoral para decirme que un grupo de profesores de la institución quería reunirse conmigo a fin de tratar diversos asuntos públicos de importancia. Acepté con mucho agrado e interés la propuesta del Rector. Y los recibí en la azotea del edificio, donde había una preciosa vista de la ciudad de Guayaquil.

Psicología política

Las relaciones entre la psicología y la política vienen de viejos tiempos. Confucio (551-479), Aristóteles (381-322) y otros pensadores de la Antigüedad se preocuparon del tema y observaron que el pensamiento, la emotividad y la conducta de los actores políticos obedecían a motivaciones profundas de orden psicológico. De modo que el impacto de la personalidad de los líderes políticos en la vida de la comunidad era ya cosa averiguada en aquellos tiempos. Más tarde Nicolás Maquiavelo, afrontando los temas psicológicos en relación con la política, exhortó a los gobernantes a estudiar la naturaleza humana para que pudieran conducir a sus pueblos eficazmente y alcanzar éxito en su gestión política. Por supuesto que en el siglo XX los análisis se tornaron más científicos. Graham Wallas, con su libro “Human Nature in Politics”, fue uno de los precursores de la nueva disciplina científica. El politólogo norteamericano Harold D. Lasswell —a quien se suele considerar como uno de los fundadores d