Recorte de la inversión pública en Quito

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Viernes 20 de noviembre 2020

La crisis sanitaria está golpeando las finanzas de las personas, las empresas y los gobiernos, sean estos nacionales o seccionales. El Municipio de Quito no escapa a esta realidad y redujo un 19% su Presupuesto General para el presente año.

La decisión tomada por el Concejo Metropolitano obedece a una disminución en la recaudación de ingresos propios, pero también a las menores asignaciones del Gobierno, lo cual obliga a optimizar los gastos.

El Concejoaprobó un recorte por USD 146 millones, con lo cual el Plan Operativo Anual del Municipio quedó en USD 611 millones, para cubrir los gastos corrientes y de inversión.

El monto anterior no considera el presupuesto previsto para el Metro de Quito, que también fue ajustado y quedó en 218,5 millones.

El mayor peso del ajuste se hizo en la inversión municipal, que va desde la movilidad hasta la educación, recreación y deporte, pasando por obras de inclusión social y vivienda. En total se recortaron USD 119 millones en diferentes obras de inversión, mientras que el recorte del gasto corriente ascendió a 26,4 millones.

Lo anterior evidencia que las autoridades no han podido cambiar la actual estructura burocrática, cuyas rigideces se mantienen intactas. El resultado de un mayor recorte en la inversión es que el peso del gasto corriente aumenta. Con el presupuesto inicial, 37 de cada 100 dólares se iban en gasto corriente; con el ajuste de ayer serán 41 de cada 100 dólares.

A la hora de hacer ajustes se ven las prioridades de las autoridades. De ahí que llamó la atención la asignación de fondos al proyecto Quito a la Cancha, que contaba con un presupuesto de USD 15,6 millones para infraestructura deportiva; debido a la pandemia se redujo a 3,6 millones.

En medio de la actual crisis sanitaria, algunos ediles cuestionaron que esos recursos pudieron destinarse a cubrir necesidades de alimentación de personas de bajos recursos.

Lo anterior pudo evitar el recorte de inversión de USD 4,6 millones en el área de salud. Las prioridades de las autoridades deben alinearse con las necesidades de la población.