Quito: una ciudad que crece hacia arriba

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 22
Lunes 01 de abril 2019

La estadística no miente. El hipercentro de Quito crece para arriba. Esta zona de la capital tiene edificios altos, pero los nuevos lo serán aún más, a juzgar por la inversión inmobiliaria. Hay que anotar varios aspectos. Uno de ellos es que la salida del Aeropuerto Mariscal Sucre y la consiguiente eliminación del cono de aproximación para los aterrizajes, permite el crecimiento de la construcción vertical.

En pocos años la fisonomía de las zonas cercanas al parque La Carolina ha ido cambiando. Lo propio ocurrirá en los años siguientes en las zonas próximas al antiguo aeropuerto. Pero la formulación de proyectos debe tener en cuenta temas fundamentales. Uno de ellos es la construcción, cada vez más rigurosa y con tecnología de punta, de edificios sismorresistentes. Es una prioridad.

Otro aspecto básico es la infraestructura. Si se va a multiplicar sensiblemente el número de personas que vivan y trabajen en los nuevos edificios, las alcantarillas, tuberías de agua, estacionamientos y vías de acceso deben estar acordes con el crecimiento. Un estímulo que la autoridad considera crucial es la cercanía de esta nueva infraestructura constructiva a las estaciones del Metro. Ello será una pieza clave para contribuir al orden del tráfico en la ciudad, ahora tan caótico y con exceso de automóviles circulando en puntos neurálgicos.

Una condición sine qua non para la concesión de los permisos de construcción es que la técnica sea pulcra, para evitar la corrupción o la ligereza a la hora de conceder los permisos constructivos. Otro asunto a tomar en cuenta es el incentivo importante para el desarrollo de los proyectos inmobiliarios en las zonas de barrios populares, a fin de obtener un desarrolló ordenado y con equilibrio.

La construcción es un punto de alto desarrollo y dinámica de la economía que estimula el uso intensivo de mano de obra y debe contar con adecuada planificación y acompañamiento de crédito y servicios.

Si la ciudad se extiende para arriba ha de hacerlo con un enfoque tendente a una convivencia civilizada y también armónica.