Reforma a ley contra lavado de activos irá a resoluc…
Autoridades de Ecuador y Colombia realizarán gabinet…
Hombre fue asesinado cuando retiraba el cadáver de s…
#SiYoFueraAlcalde: Pablo Ponce habla de asumir la re…
Siete muertos por ataque contra una sinagoga en Jerusalén
Un policía asesinado y otro herido, durante asalto e…
OMS: casi 40 mil muertes semanales se producen por c…
Esta es la agenda de eventos en Guayaquil para este …

Ecuador es el país con las entradas más caras de las eliminatorias sudamericanas

El estadio Rodrigo Paz, una hora antes del partido entre Ecuador y Paraguay. Foto: Vicente Costales/El Comercio

Los hinchas de Sudamérica volvieron a los estadios. No con aforo completo, pero sí con un marco de público importante que hizo que se viviera la fiesta como antes del covid-19. Eso sí, no en todos los estadios se completó el aforo permitido. En Ecuador, por ejemplo, solo se vendieron 4000 entradas de las 9 927 que estuvieron disponibles.

El alto precio de las mismas hizo que el público se abstuviera de ir al estadio Rodrigo Paz. Incluso hubo quejas en las redes sociales por los montos excesivos de estas. 

Para ver el Ecuador vs. Paraguay, el boleto más económico costo USD 45. Ese valor se mantiene para el duelo ante Chile, que se disputará este domingo 5 de septiembre del 2021.

La FEF aseguró que la subida de los precios responde a la cantidad de personal que trabaja en el escenario controlando que se respeten los protocolos. Advirtió que para el domingo habrán cerca de 400 personas de seguridad controlando el uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Sin embargo, en países como Perú, Uruguay, Colombia y Paraguay se aplicará el mismo protocolo en sus respectivos partidos de local y los boletos se mantuvieron en sus precios habituales.

Esto sitúa a la Ecuador como el país con el precio de entradas más costosos. 

En Colombia, pare l juego ante Chile, el costo más bajo es de USD 21,12. En Uruguay, para el juego ante Ecuador, el precio es de USD 7 y en Paraguay el valor es similar. 

Eso sí, todos los países de la región manejan protocolos similares. Se debe respetar el aforo reducido por localidad y el uso de mascarilla y distanciamiento social es obligatorio.