El aumento de electrodomésticos y artefactos eléctricos también podrían recargar el sistema eléctrico de la propiedad. Fotos: Julio Estrella/ CONSTRUIR

El aumento de electrodomésticos y artefactos eléctricos también podrían recargar el sistema eléctrico de la propiedad. Fotos: Julio Estrella/ CONSTRUIR

Martes 05 de febrero 2019

Las instalaciones eléctricas requieren mantenimiento después de los 10 años

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

Cuando la vivienda tiene 10 años o más de antigüedad es importante revisar su sistema eléctrico, debido a que los materiales e instalaciones seguramente han sufrido desgaste por el paso del tiempo o han cumplido con su vida útil.

Por otro lado, el aumento de electrodomésticos y artefactos eléctricos, que seguramente no se utilizaban hace una década, también podrían recargar el sistema eléctrico de la vivienda.

No reemplazar, readecuar o reparar estos posibles daños puede desembocar en cortocircuitos, breakers trabajando al límite de sus parámetros de funcionamiento, quema de electrodomésticos o aparatos que se tenga en casa y, en el peor de los casos, ocasionar un incendio dentro del hogar.

Por esta razón, Jorge Medranda, asesor técnico de Conelsa, brinda varias recomendaciones para revisar de manera segura el sistema eléctrico en propiedades de más de 10 años de antigüedad.

El primer paso antes de realizar cualquier manipulación en el sistema eléctrico es bajar los breakers. Una vez hecho esto puede empezar con la inspección, en la que se seguramente encontrará muchas uniones con taipe y empalmes de las antiguas instalaciones.

Para realizar el chequeo de las instalaciones también se sugiere el uso de guantes.

Para realizar el chequeo de las instalaciones eléctricas también se sugiere el uso de guantes.

Con el paso de los años, dice el experto, el cable va perdiendo su capacidad de conducción y cambia de tonalidad. Una de las recomendaciones es ajustar las bornas en la caja de breakers.

En el caso de los tomacorrientes: estos van perdiendo su color y la capacidad de su mecanismo con el paso de los años. Generalmente los antiguos no cuentan con un toma a tierra y solo tiene dos pines.

El especialista recomienda colocarse zapatos antes de hacer cualquier manipulación, reemplazo de cables o cambio del sistema.

El especialista recomienda colocarse zapatos antes de hacer cualquier manipulación, reemplazo de cables o cambio del sistema.

Entre las cosas que pueden suceder en el caso de los tomacorrientes es que se encuentren cables desnudos que deben ser reemplazados o que el aislamiento se haya derretido y se suelten los tornillos, provocando, entre otros, un cortocircuito. Medranda recomienda comprar cables certificados.

Con relación a las boquillas, el especialista recomienda sustituir los antiguos bombillos incandescentes por focos de luz LED. Una vez que haya tomado en cuenta esto,  retire el foco y saque los tornillos para revisar internamente.

Para revisar la boquilla es importante retirar el foco. En casos puntuales se recomienda cambiar la boquilla.

Para revisar la boquilla es importante retirar el foco. En casos puntuales se recomienda cambiar la boquilla.

Ahí puede comprobar el estado de los cables, que tienden a recalentarse. Asimismo, los tornillos van cambiando de tonalidad. En esos casos la recomendación es que se sustituya la boquilla.

En el caso de los interruptores, se debe revisar que los contactos o tornillos estén en buen estado, ya que el gesto de prender y apagar la luz va generando recalentamiento en el interruptor. Además, un tornillo mal ajustado genera falsos contactos eléctricos y, por ende, aumenta el consumo de energía.

Un tornillo mal ajustado genera falsos contactos eléctricos y aumento del consumo de energía.

Un tornillo mal ajustado genera falsos contactos eléctricos y aumento del consumo de energía.

Un profesional deberá emplear la pinza amperimétrica para tomar medidas eléctricas como la resistencia, el voltaje y la corriente. Lo primero es realizar una inspección visual.

Finalmente, el técnico de Conelsa asegura que es importante no sobrecargar el sistema eléctrico con muchas tomas de corriente en un mismo sitio. Si se necesita conectar más cosas es necesaria una nueva instalación con nuevos cables.

También sugiere tomar en cuenta que exista toma a tierra, ya que en caso de cualquier problema, la Empresa Eléctrica no se responsabiliza si esta no existe en la casa.