Recuerde retirar el polvo o grasa de la superficie antes de iniciar con el proceso de impermeabilización. Foto: Archivo/ CONSTRUIR

Recuerde retirar el polvo o grasa de la superficie antes de iniciar con el proceso de impermeabilización. Foto: Archivo/ CONSTRUIR

Martes 15 de enero 2019

Un paso a paso para proteger a sus paredes y techo de las lluvias

Redacción Construir (I)

Tras varios días soleados la lluvia vuelve a sorprender a los quiteños: quebranta su salud y en varios casos, también afecta la fachada y hasta el interior de sus viviendas.

Para evitar que el exceso de agua dañe las paredes y se filtre por las mismas es importante impermeabilizar las grietas.

Garibaldi Loor, asesor técnico de Pintulac, asegura que el procedimiento para proteger las cubiertas de cemento es sencillo y que se lo puede hacer en apenas seis pasos. Lo único que necesita es el material adecuado y un poco de paciencia, pues tras contar con una buena asesoría puede tranquilamente prescindir de un especialista.

Antes de aplicar el impermeabilizante es necesario limpiar la superficie para eliminar tierra, polvo o grasa. En el caso de superficies con hongos, el especialista recomienda utilizar una lavadora a presión para obtener mejores resultados. "Cuando se trata de una obra nueva es necesario dejar  fraguar por 45 días".

Luego, identifique las grietas o fisuras -mayor a 1 milímetro- en la superficie, amplíe la falla con espátula u otro medio mecánico. A continuación, limpie o aspire todas las partículas. Recuerde que este paso es fundamental para lograr un buen terminado.

Tras retirar el polvo la superficie está lista para recibir una capa inicial de impermeabilizante. Se lo coloca con la ayuda de una brocha en el mismo sentido de la grieta, permitiendo que el producto ingrese en la falla.

Aplique una primera mano de impermeabilizante diluido al 25% de agua. También puede utilizar un rodillo. Loor sugiere dejar secar durante 4 horas. 

Transcurrido ese tiempo aplique la segunda mano sin diluir. Con la superficie aún húmeda coloque la malla Tecnoflex: pase el rodillo descargado para unir malla y pintura. Para dar continuidad a la membrana impermeable traslape cinco centímetros del borde de la siguiente malla.

Finalmente, aplique las dos manos restantes de recubrimiento para garantizar elasticidad e impermeabilidad. Deje secar entre 4 y 6 horas entre cada mano. No aplique el producto si existe la probabilidad de lluvia en las próximas 4 horas.

Para los techos de fibrocemento o concreto, en cambio, Loor propone una protección para evitar que el clima extremo desgaste la superficie. También son seis pasos.

El primero consiste en limpiar la superficie para eliminar tierra, polvo o grasa antes de colocar el impermeabilizante. Recuerde que hay un producto para cada requerimiento. "En trabajos de repinte se debe eliminar la pintura en mal estado", asegura el especialista. 

Tras identificar las grietas o fisuras aplique un sellador de poliuretano o acrílico y espere 2 horas. Se recomienda la aplicación de un fijador al agua para mejorar el anclaje de la pintura sobre la superficie. Deje secar 4 horas.

A continuación aplique una primera mano de impermeabilizante diluido al 25% de agua. Hágalo con la ayuda de una brocha o rodillo.  Deje secar durante 4 horas. Ahora siga con la segunda mano, diluida al 25% de agua para dar el acabado sobre la superficie.

Ahora sí su techo de fibrocemento estará protegido. Lave las herramientas con agua limpia para evitar residuos. 

Para las paredes exteriores, Loor recomienda un recubrimiento con protección para el sol, lluvia y agentes atmosféricos.