Se necesita dinamitar la roca caída en la vía Alóag-…
Policía evitó un suicidio en puente de Portoviejo
Sicarios asesinaron a cuatro personas en una hosterí…
El recorrido ‘Cuidado a los heridos de la Bata…
Niña cayó a un pozo y una vivienda se incendió en Quito
ATM anuncia cierres viales en Guayaquil por desfiles…
7 fiestas clandestinas y 51 locales clausurados en Quito
Policía pide equilibrio en proyecto de Ley sobre uso…

Vivienda y pandemia, un reto para los arquitectos

El acto de habitar va más allá de la vida cotidiana dentro de la vivienda, habitamos en muchos lugares más, sin embargo, en el contexto de la pandemia, la relación con el espacio exterior a la vivienda se ha vuelto riesgoso. Permanecer en las viviendas es la consigna y esto implica un cambio de vida para la sociedad.

En la casa las personas realizan actividades que no son habituales en otros lugares cotidianos, en la casa se duerme, se guardan las pertenencias, es el lugar al cual se regresa después de trabajar, estudiar, etc. En la casa se materializan aspectos personales, sociales y culturales de cada persona o núcleo de convivencia.

Antes de la covid 19, para la gente, la casa se entendía como un espacio temporal, pues habitar el mundo implicaba estar en muchos espacios a lo largo del día, a más de la casa, estaba la calle, la escuela, el trabajo, el parque, la casa de familiares y amigos, los restaurantes, las ferias, los mercados, espacios deportivos. Con la covid 19, la casa pasa a convertirse en espacio de estancia permanente, de ocio, de descanso, de estudios, de relaciones sociales y laborales, espacio de trabajo, etc .