Destitución presidencial, un recurso difícil de lograr
Gobierno analiza propuestas para la reactivación económica
El diálogo entre Gobierno y Conaie quedó sin fundamento
El pedido correísta de destitución de Lasso, sin res…
Baños de Agua Santa afectada por aluvión; un falleci…
Edad no impide aprender nuevos talentos
Con registro, usuarios lograron comprar gas doméstic…
La Asamblea de los Pueblos se realizó en Casa de la Cultura

Duele la división de “El Nacional”

Dice, nostálgico, Juan Carlos Burbano, valioso ex jugador y Capitán del Equipo Criollo, en el Diario EL COMERCIO del día 25 de febrero, al comentar la situación actual del único equipo ecuatoriano poseedor de la gloria de haber sido bi – tricampeón… con puros jugadores criollos, hecho que, declaro enfático, ningún otro equipo ecuatoriano ha igualado, ni igualará.

Su situación actual, en mi condición de por tres veces haber sido directivo en representación de la hinchada civil, se debe a la drástica reducción de su presupuesto derivada de la atentatoria predisposición negativa del gobierno de Correa en contra de nuestras gloriosas Fuerzas Armadas, por lo que dispuso suspender la modestísima aportación del personal de sus tres ramas, dineros con los que desde entonces hicieron posible armar equipos solventes con jugadores de la talla de, entre tantas y tantas otras estrellas, el “Bacán” Carlos Delgado, Marcelo Vicente Cabezas, el “Correcaminos”, Carlos Ron; José “Cielito”, Villafuerte; Agustín ,el “Tin” Delgado: José Guerrero, Carlos Burbano y las tantas otras figuras que han brillado en el plantel de “Los puros criollos, que ahora, frente a la paupérrima asistencia de la hinchada, no les ha sido posible armar equipos más solventes como era antes.

El General Tito Manjarrez, quien ya en una ocasión llevó al Equipo a ser Campeón, en su nuevo mandato junto con la Directiva que lo respaldaba, el año pasado libró al Equipo, no solo de perder la categoría, si no, participar en Copa Libertadores… Hoy, en mi opinión, a pesar de sus esfuerzos para salir adelante, está sufriendo las consecuencias de la precaria situación económica que le impide contratar jugadores de mayor jerarquía y solvencia.