Hospital Eugenio Espejo mantiene plan de contingenci…
El Pico y placa sigue suspendido en Quito este 29 de junio
Pobladores indígenas permanecen en los exteriores de…
Voces ecuatorianas del Orgullo Lgbtiq+
Leonidas Iza pide calma a las bases indígenas y que …
Manifestantes bloquean 26 tramos de vías en Pastaza
Carpa de atención médica en la Universidad Central a…
Gobierno contiene colapso de la producción petrolera

Crisis en Venezuela

En estos días el mundo está atento a la crisis económica, política, social, cultural que vive la República Bolivariana de Venezuela, llegando al límite de tener dos presidentes. Observamos el apoyo de potencias mundiales y nucleares como (Rusia, China, Turquía, etc.) al gobierno de Nicolás Maduro; y más de 50 países apoyando al presidente interino Juan Guaidó, encabezados por la primera potencia mundial EE.UU., Organismos mundiales, como la OEA y la ONU, que plantean diferentes formas para solucionar este problema de interés general. El fondo de esta situación geopolítica es ayudar a los venezolanos a superar los inconvenientes que afrontan en la actualidad; con el objetivo de proteger el bien común de todos los ciudadanos sin llegar a la necesidad de una posible intervención militar. Todos sabemos que al llegar a ese extremo nos llevaría a una guerra que involucraría a los diferentes bandos y la consecuencia sería terrible. La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos señala sobre la libertad de pensamiento, conciencia y expresión de cualquier modo de las personas; además nos manifiesta también sobre el derecho a la vida, la soberanía de cada pueblo, y la intervención de otros países en caso de crímenes de lesa humanidad. Es importante que los mandatarios del mundo tomen conciencia de este tema y antes de llegar a una posible guerra analicen otras formas de que la ayuda humanitaria llegue a ese país. Los seres humanos somos los que decidimos el destino del planeta a través de nuestras acciones.

Recordemos que en la actualidad existen alrededor de 15 mil armas nucleares distribuidas entre las potencias más poderosas. Y, según los estudios, solo con la activación de unas dos o tres armas colocadas en puntos estratégicos de la tierra se puede causar la extinción de unas tres parte del mismo o con consecuencias ambientales que lamentar.

El presidente de Venezuela tiene que mirar todos los medios posibles para llegar a un acuerdo nacional y considerar las opciones de la oposición para que el país vuelva a hacer una Venezuela admirada y rica en todos los aspectos que la ha caracterizado a lo largo de la historia. Ánimo hermanos venezolanos.