Cartas a Quito / 15 de julio del 2023

Negociaciones con las telefónicas no deben demorarse más

Varios medios de comunicación se refieren a las largas negociaciones del Gobierno Central con las empresas CLARO y MOVISTAR, las cuales estarían brindando el servicio de telefonía celular en el País, desde el año 2.008, por lo cual la renovación de este servicio debe concretarse en el próximo mes de agosto, para terminar las negociaciones que se vendrían haciendo desde hace unos 5 años; y, que por fin estarían listas para ser aprobadas.

Lastimosamente, como se trata de valores muy importantes que el Estado cobraría por el uso del espectro radioeléctrico al firmarse la renovación, varios candidatos presidenciales quieren que se dejen pendientes hasta que se posesione alguno de los que solicita, creando varias suspicacias porque lo lógico es que termine la negociación la actual Ministra de Telecomunicaciones que es quien ha dirigido todas las discusiones y ninguna persona improvisada que no tendría los elementos técnicos suficientes.

En este tema y en el del IESS que todos conocen está en una situación crítica, algún dirigente estima que no hay urgencia y que cualquier solución lo tome el nuevo Presidente. Esperemos que el Sr. Lasso decida firmar y no se acobarde nuevamente y demuestre que si manda.

Iván Escobar Cisneros

Los comicios anticipados no tienen TDRs

Aplicando la Ley Madre, el Administrador actual disolvió la Asamblea Nacional y se autoeliminó. En tiempo record el pueblo debe buscar nuevos empleados para reemplazar a los cesados, de acuerdo el siguiente procedimiento: Uno, elaborar los términos de referencia (TDRs), se trata de un documento que contiene: objetivo, necesidades de la comunidad, requisitos para los candidatos e, instrucciones para elaborar y socializar la oferta; por desgracia este documento no hay. Dos, invitación a presentar oferta, puede intervenir cualquier ciudadano. Tres, calificar a los candidatos, la referencia es, los requisitos para los candidatos (TDRs), como no hay, son calificados al azar, luego entran personas: incapaces, descalificadas, morosos, etc. Los tres primeros pasos son realizados en el CNE por delegación del pueblo. Cuatro, selección de la oferta (no del candidato), está a cargo del pueblo mediante el voto directo. El parámetro de decisión es la respuesta a la pregunta, ¿cómo el candidato resolverá las necesidades de la comunidad (TDRs)?, misma que debe estar en el Plan de Trabajo expresada en proyectos, procesos y actividades con sus: costos, tiempos de ejecución, fuentes de financiamiento, períodos de rendimiento de cuentas, en función del presupuesto del Estado y, la duración del cargo. Cuya socialización debe ser el único tema de propaganda del candidato (TDRs). La realidad es diferente, cada candidato elabora el Plan a su antojo, con necesidades y soluciones propios, expresadas en forma desordenada. Propaganda ilimitada que confunde al elector y vota por el candidato. En fin, la falta de TDRs en los comicios, es la razón para que el pueblo se equivoque y siempre escoja mal a sus servidores. Los debates nunca reemplazarán a los TDRs, exijamos TDRs para cada elección, eso marcará la diferencia.

Marco A. Zurita Ríos

Suplementos digitales