Alcantarillado colapsó por las lluvias en La Armenia
Gobierno y Frente Unitario de Trabajadores miden fue…
El seguimiento tras la vacunación a los niños es clave
Lasso ordena que todas las mercancías pasen por un s…
Sismo de 3.5 grados en Alausí se sintió en Guayaquil
Detienen en México a Rodrigo Granda, exlíder de las FARC
Audiencia contra Ola Bini se posterga nuevamente
Nueva York enfrenta brote de una enfermedad causada …

Los vacunadores se trasladarán a las 10 parroquias de Quito con más contagios

Erlita Bazán vende aguas medicinales en la 25 de Mayo y Lizardo Ruiz, en Cotocollao. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

La vacunación se intensificará en las 10 parroquias de Quito con más contagios de covid-19.

La Secretaría de Salud del Municipio prevé que mañana, 16 de julio del 2021, arranque en Cotocollao, en el norte de la urbe. Se trata de una de las zonas más comerciales, en donde se han identificado 10 784 casos confirmados, hasta este 13 de julio, por lo que se ubica como la tercera parroquia con más enfermos.

Ximena Abarca, secretaria de Salud, explicó a este Diario que le propusieron al viceministro de Gobernanza, José Rurales, una estrategia territorial, que consiste en ir a las parroquias con más infectados y muertes, con el fin de inmunizar a toda su población.

Esta iniciativa fue aceptada, y aunque Abarca no especificó cuántas dosis se destinarán a estas parroquias, señaló que se desplegarán brigadas médicas a mercados, restaurantes, peluquerías y locales comerciales. El objetivo es llegar a los habitantes no vacunados.

En el caso de Cotocollao, solo en la avenida Lizardo Ruiz y sus intersecciones, se encuentran más de 100 comercios de toda clase de productos y locales de comida. Además, esta calle es el punto de encuentro de vendedores informales que ocupan las aceras de forma desordenada e impiden el paso de los transeúntes.

La Secretaría de Salud realizó un proceso de contratación por servicios ocasionales de 40 vacunadores para que conformen las brigadas, y además cuenta con otras 20 personas, que han estado laborando en el Centro de Atención Temporal Quito Solidario (CAT), del Bicentenario.

Los vecinos y comerciantes de Cotocollao aseguran que la Lizardo Ruiz es el principal foco de contagios por aglomeraciones y solicitan que se vacune a quienes trabajan ahí.

“Salimos con miedo y por la necesidad de subsistir, no hay trabajo. Gracias a Dios no me he contagiado”, manifestó Erlita Bazán, de 35 años, quien comercializa aguas medicinales en la esquina de las vías 25 de Mayo y Lizardo Ruiz.

El flujo de personas que cruzan a diario por esa zona es alto. Hay vendedores informales y trabajadores, que oscilan entre 20 y 40 años de edad, por lo que aún no tienen cita de vacunación por grupo etario.

Bazán pertenece a la organización 25 de Mayo, con más de 50 integrantes. “Yo no me he contagiado, pero sí unos 10 compañeros”. Espera inmunizarse lo más pronto posible ya que todos los días se expone.

La curva de contagios en Quito se desaceleró entre mayo y junio pasados, pero en las últimas semanas se ve nuevamente un aumento de casos.

La capital acumula 156 691 casos confirmados hasta el 13 de julio, de los cuales el 53% se encuentra en 10 parroquias (ver infografía). De ahí la necesidad de acelerar el proceso de inoculación en estas zonas.

Abarca reconoció que en las últimas semanas se ve un mayor relajamiento de las medidas de bioseguridad e incivilidades, principalmente, los fines de semana. Esto, en consecuencia, se verá reflejado en un mayor número de contagios en las próximas tres semanas; asimismo se da una mayor presión de la demanda de camas en centros hospitalarios.

En Cotocollao, durante este 2021 se registra un promedio de 10 casos nuevos al día, pero es un subregistro, debido a los asintomáticos y a que la cantidad de muestras tomadas bajó en los últimos meses, por parte de la Alcaldía y el Ministerio de Salud Pública (MSP), que han tenido menos disponibilidad de pruebas.

El lustrabotas Bolívar Tapia, de 45, contrajo el virus el 2020 y aspira vacunarse este 15 de julio en el Bicentenario. “Algunos clientes nos dicen que ya se inocularon y nos recomiendan que lo hagamos, pero debemos esperar los turnos. Eso es triste porque nos exponemos”.

Juan José Borja, de 65 años, también se enfermó y ya se vacunó con dos dosis de Sinovac, pero aboga por la vacunación de los comerciantes de la Lizardo Ruiz, pues es consciente de que Cotocollao es una zona de alto contagio y pérdidas. En los hospitales han fallecido 224 personas de esta parroquia, según el Ministerio de Salud.

Por las variantes Delta y Delta Plus, los comerciantes del mercado de este sector muestran preocupación. Según su presidente, Fabián Zambrano, cerca de 15 vendedores se enfermaron de covid-19 fuera de sus puestos de trabajo. A raíz de esos casos -indicó el dirigente- ningún comerciante puede laborar sin ponerse su traje de bioseguridad.

Hasta el momento no se han confirmado casos de la variante Delta en Quito, sin embargo, Abarca informó que se han enviado muestras al laboratorio de la U. San Francisco.

Suplementos digitales