Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…
Misión de la CIDH visitará Ecuador desde el 1 de diciembre
COE confirma aplazamiento de la apertura de frontera…

La pintura que reemplaza a los clavos y los imanes

Los mensajes en el refrigerador, en un corcho o en un pizarrón empiezan a pasar de moda. Pero no por la costumbre de hacerlo sino porque en el mercado se oferta una pintura magnética que reemplaza a estos materiales.

Es una pintura cuya aplicación es fácil y rápida. Incluso pasa inadvertida porque se la puede cubrir con el color del dormitorio, la oficina o el lugar donde vaya a ser colocada.

Manuel Falconí, de Pintulac, afirma que esta pintura imantada se puede usar para cubrir las paredes y colocar mensajes o lo que se desee utilizando imanes en vez de clavos o tachuelas.

La pintura magnética tiene un gran número de consumidores que la utilizan para la decoración de los cuartos de los niños o para redecorar las paredes en cuestión de segundos. “Su tiempo de secado es de 30 a 45 minutos”, agrega Falconí.

El Arq. Eduardo Madrid comenta que este producto se presenta en diferentes bases: látex, al aceite, acrílicas y sintéticas.

Además, agrega Madrid, se puede tonalizar. “Usted también puede cubrirlo pintando encima el color deseado sin afectar las propiedades magnéticas”.

Se puede usar en las habitaciones infantiles, en locales comerciales para colocar tablas de horarios, señales, detalles; en las escuelas para colgar cuadros sin usar uñas, tornillos, tachuelas o cinta adhesiva.

En la cocina sirve para las recetas de cocina, las listas de compras y mensajes telefónicos. En la oficina es útil para poner sus proyectos, listas de tareas pendientes y el itinerario del día.

Falconí dice que la pintura es segura para toda la casa, la escuela y aplicaciones de la oficina. El producto, incluso, es seguro de usar cerca de las computadoras.

El producto se aplica sobre hormigón, yeso, madera, cemento y metal sin problema. La medida de pintura magnética que se oferta en el mercado es de un litro. Puede tener un rendimiento de 5 m² y cuesta USD 39.

“En gran medida el alcance de la aplicación dependerá del uso que se le vaya a dar a la pintura”, manifiesta Jorge Salazar, de Pintulac. No viene en colores pero se le puede colocar encima cualquier tono de la gama de 28 000 colores que existen en el país.

Suplementos digitales