Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 5 de agosto del 2021
Alarma por alto índice de desnutrición infantil en Ecuador
El turista irá a las playas y destinos andinos en feriado
Juicio político a Pablo Celi pasa al Pleno, pero sin…
Más gente se volcó a laborar en las ‘app’ de transpo…
Cinco temas requieren de atención urgente en el Conc…
Roberto Custode: ‘Quito requiere mayor tecnología en…
Brasil supera la marca de los 20 millones de contagi…

Los contrastes marcan el estilo

El cuero oscuro, siempre elegante.    Este es el  modular Urano, de diseño italiano y fabricación colombiana. Las gallinas son adornos de la colección Pachanga,  de México.

El cuero oscuro, siempre elegante. Este es el modular Urano, de diseño italiano y fabricación colombiana. Las gallinas son adornos de la colección Pachanga, de México.

Las tendencias actuales de decoración interior manejan las líneas y aristas rectas en sofás, sillones, butacas y modulares para una sala.

Aunque se mantiene una inclinación hacia el minimalismo, lo importante es que los dueños de casa se sientan a gusto en este ambiente del hogar. Está permitido añadir toques personales, pero manteniendo la sobriedad.

En Tempo Design se pueden ver propuestas en donde se contrastan colores y texturas. Modulares y sofás tapizados con cuero blanco o beige con patas y detalles en metal hacen juego con butacas, también forradas con cuero, pero en colores oscuros como el gris, el café o el negro.

Esto ocurre, según su gerenta comercial, Susana Orrantia, porque este taller maneja un concepto minimalista de vanguardia. Dentro de este espectro, está su estilo Über. “No es solo decoración, es un estilo de vida. Conjuga muchos elementos, el espacio, los colores de las paredes, la luz…”.

Así, en estos muebles priman los contrastes. Se combinan, por ejemplo, un mueble blanco con elementos morados, o un mueble oscuro con un objeto naranja.

También se manejan los contrastes entre el color del cuero y el de las costuras. Un sofá negro puede tener hilos verdes, o uno café, costuras blancas.

En Dejavú se distribuyen los muebles de la marca Zientte. Son diseños italianos, confeccionados en Bogotá. Aunque su especialidad es el cuero, en esta temporada hay más diseños en tela, para salas principales. La elegancia se mantiene al manejar texturas como el lino o la combinación entre lino y algodón en el tapiz.

En cambio, para salas de estar, están telas como el jean y el algodón o se puede usar la microfibra o la lona. Una opción interesante es la posibilidad de adquirir modulares de un color y con un forro de otro color. Eso le da versatilidad al espacio.

La diseñadora de interiores Carla Palau comenta que actualmente se usan más las líneas rectas. Es interesante la posibilidad de combinar lo minimalista con lo contemporáneo y obtener estilos más personalizados.

“La idea de mezclar conceptos es dar personalidad al entorno. Así no tendremos una foto de revista en nuestra sala”, dice la experta. Aclara que, así, el recibidor será más cálido, tanto para los visitantes como para quienes habitan en la casa. Si se está redecorando, se pueden utilizar elementos de la sala anterior que tengan un valor sentimental.

En esto hay límites. Se deben elegir los objetos que mejor combinen con el estilo de los muebles, para no saturar los espacios. Se trata de complementar y lograr un efecto atractivo e interesante.

Los detalles
Aunque los sofá-camas y asientos reclinables son ideales para las salas de estar, el estilo minimalista de Tempo Design
es versátil y multifuncional.  
 
La combinación   adecuada de alfombras, adornos y lámparas con los muebles dará vida a la sala. En Dejavú hay colecciones decorativas mexicanas y alfombras turcas o estadounidenses.

Dependiendo del  diseño y de los materiales, un modular puede costar entre USD 2 200 y 5 600.