En Quito aumentó la radiación solar, pero los solmáf…
Ecuador y Corea del Sur, en camino a un acuerdo comercial
Siniestro de tránsito en la av. Velasco Ibarra deja …
Incendio en vivienda y siniestro vial en Pastaza dej…
Centros comerciales de Quito registran fuerte movimi…
Muere alias 'El Pirata', jefe de grupo delictivo del…
EE.UU. autoriza a Chevron a reanudar sus operaciones…
Gobierno y oposición venezolana firman acuerdo para …

El Bimot tiene un nuevo casino de oficiales

Se trata de un casino pero no está destinado a los juegos de azar. Su uso es exclusivo de los oficiales del Batallón Motorizado de Infantería, Bimot 39 Galo Molina, de Tulcán.

La edificación tiene dos plantas y 200 m² de construcción y fue levantada por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

El edificio está construido con el sistema tradicional. Es de hormigón con bloque. La obra se edificó en ocho meses.

El casino sobresale en el cuartel limítrofe. Su ubicación, a la entrada del batallón, muestra una arquitectura de corte moderno.

Los colores beige y ladrillo de los exteriores denotan la novedad del edificio. Adicionalmente, en una de las paredes de la entrada, se colocó un círculo que permite observar la gran puerta de madera por donde se accede.

La baldosa del piso de la entrada tiene una coloración similar a la de los bajantes que evitan el ingreso del agua lluvia al edificio, tipo ladrillo. Además, hay una especie de vestíbulo lateral con unas columnas estilo romano.

Ya en el interior, la recepción denota la elegancia del sitio. Porcelanato en el piso, paredes de color blanco y puertas de madera con vidrio laminado.

En el mismo sitio, al fondo , está el baño. Tiene cerámica de color negro en las paredes. Son tres unidades individuales, tanto para mujeres como para hombres.

A un costado está la primera sala. Es tipo estar. Cuenta con un sillón en forma de L. Ahí mismo están dos mesas de comedor y un pequeño bar. Asimismo, la madera es el material predominante.

Aunque separado por una pared, junto a la sala se ubica el comedor principal, que tiene capacidad para 36 personas. Las mesas son de madera, las sillas tienen un corte minimalista.

El gran ventanal también es una puerta que permite la salida a la parte lateral del edificio. También hay un cuadro de la Última Cena labrado en madera. Un televisor completa el equipo.

La siguiente sala es de tipo reunión. Un gran salón con 11 muebles entre sillones y sofás individuales sirve para el esparcimiento de los oficiales.

Además, el salón puede convertirse en un cine ya que cuenta con los equipos de iluminación y de audio y video de última generación. Hay una tarima que se puede usar para hacer teatro.