Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 19 de junio del 2021
La figura paterna, entre realidad y ficción en la pantalla
Pichincha superó a Guayas en muertes por covid-19 en el 2020
Ministro de Trabajo: ‘Retorno a la oficina dependerá…
Juanes: ‘En la música no hay barreras’
Alimentos que ayudan a la oxidación de grasa
El Consejo de Participación Ciudadana retoma los con…
Una familia unida espera la recuperación de policía …

Colectivo presenta denuncia por envenenamiento de animales en Manta

Cerca de los cadáveres de los gatos y el perro fueron hallados pedazos de carne envenenada. Foto: El Diario Manabita.

Cerca de los cadáveres de los gatos y el perro fueron hallados pedazos de carne envenenada. Foto: El Diario Manabita.

Cerca de los cadáveres de los gatos y el perro fueron hallados pedazos de carne envenenada. Foto: El Diario Manabita.

El colectivo AMAN (Animales Manta) presentó una denuncia por la muerte de 18 gatos y un perro en el cantón Manta (Manabí). El hecho se registró a las 22:00 del jueves 1 de agosto de 2019, en un sector céntrico entre la calle 10 y avenida 9.

Un terreno baldío de la zona era habitado por una colonia de gatos. Por años, Susana Chávez se había encargado de los cuidados y alimentación de los felinos. La mañana de este viernes 2 de agosto de 2019 se lamentaba junto a la vereda, donde fueron colocados los restos de los animales.

En el lugar encontraron restos de carne, por lo que se presume que alguien les dio comida envenenada. “Lastimosamente, el envenenamiento no está considerado como un delito sino como una contravención menor. Si se halla al culpable tendría pocos días de cárcel y una multa, pero la sentencia es poco”, dijo Vanesa Loor, directora de AMAN.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) incluye el maltrato o la muerte de mascotas. El artículo 249 establece de cincuenta a cien horas de servicio comunitario. Si se causa la muerte del animal, la pena puede ser de tres a siete días de pena privativa de libertad.

El colectivo AMAN impulsa un pedido de ordenanza ante el Municipio de Manta, para establecer sanciones más severas contra quienes atenten contra la vida de los animales. Como parte de las investigaciones, dos gatos serán sometidos a una necropsia para determinar qué sustancia les causó la muerte.

Un atentado similar ocurrió hace 20 días en Quito. Al menos nueve perros que recibían atención en dos refugios de fauna urbana rescatada murieron. Los canes habían ingerido balanceado que fue donado a los centros Acción Animal Ecuador y Lucky Bienestar Animal.