El precio de la energía en España sube un 4% y los c…
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito
En Ecuador también hay voces que imploran por la eutanasia
Pérdidas millonarias en importaciones ficticias
Guillermo Lasso se apoya en siete consejeros
Guayaquil le brindó un fugaz adiós a Álex Quiñónez, …
China aprueba ley para reducir la presión de las tar…

Los árboles del mundo están en peligro

El Polylepis reticulata está en los páramos de Ecuador. Es una especie amenazada. Foto: Cortesía Carmen Ulloa

La deforestación o destrucción de los bosques continúa avanzando en el mundo. A pesar de que los árboles se han adaptado durante millones de años a los cambios del planeta, no han podido sobrevivir a los impactos del humano.

Un nuevo estudio del Botanic Gardens Conservation International revela que una de cada tres especies de árboles se encuentra amenazada en el mundo. Además, otras 142 ya han sido reportadas como extintas en vida silvestre.

Carmen Ulloa, Ph.D., y curadora del Missouri Botanical Garden, explica que esta cifra es alarmante, pero no es un dato sorprendente para quienes están involucrados en temas de conservación. Estudios locales, como la Lista Roja de especies endémicas del Ecuador, ya demuestran la situación crítica de la flora.

En esta nueva investigación se revela que alrededor de un 16% de las especies de árboles de Ecuador tiene algún tipo de amenaza. Ulloa cuenta que los Polylepis son algunos de los más afectados en los páramos. Esto se debe sobre todo a la expansión de la frontera agrícola. La introducción de especies no nativas como el eucalipto o los pinos también ha sido un problema.

Para Walter Palacios, investigador asociado del Herbario Nacional del Ecuador, la deforestación es la mayor amenaza para los árboles del país. Se estima que alrededor de 84 000 hectáreas de bosque se pierden cada año.

Hay especies que han sido vistas una sola vez hace décadas, otras que se encuentran solo en potreros porque han perdido su hábitat y algunas constan únicamente en colecciones de herbarios.

Palacios cuenta que actualmente está analizando tres variedades de cedros en la Costa. Estas todavía no han sido registradas por la ciencia ni han recibido un nombre oficial, pero ya se encuentran en peligro de extinción.

Para luchar contra esta problemática, existen distintas iniciativas en el país. Estas incluyen actividades de reforestación y regeneración de ecosistemas con árboles nativos.

Citlalli Morelos, directora de la reserva Tesoro Escondido, cuenta que en este sitio se lleva a cabo un programa de reforestación desde 2016. En esta zona del Chocó ecuatoriano se ha logrado recuperar 30 hectáreas que antes eran potreros. Para esto se utilizaron 25 especies de bosque primario.

Morelos y el equipo se han dedicado durante estos últimos años a colectar las semillas, ponerlas a germinar y finalmente trasplantarlas al lugar de reforestación.

Una de las especies más importantes es la Magnolia dixonii, que se encuentra en peligro de extinción. Esta fue redescubierta en Tesoro Escondido, después de 70 años de su última aparición.

Morelos cuenta que desde hace cinco años se trabaja con esta especie y con la Magnolia canandeana, que está ‘En peligro crítico’ de extinción. También se llevan a cabo programas de reforestación con las comunidades aledañas.

Uno de estos se realizó con la Fundación Jocotoco y American Bird Conservancy para recuperar las fincas, donde se plantaron alrededor de 20 000 árboles. La idea es continuar con estos proyectos para salvar a las especies nativas.

Suplementos digitales