Vicepresidente de Brasil dice que está garantizado p…
Explosión del volcán Sangay se sintió en Guayas y Mo…
Eurodiputados apoyan exención de visa schengen para Ecuador
Hombre fue sentenciado por intento de femicidio en Quito
Comité de la ONU ordena reparación por violaciones a…
Dos sismos se regristraron en Muisne este 1 de diciembre
Pico y placa en Quito: Restricciones para este jueve…
La constitucionalidad de derogatoria de la reforma t…

Los nuevos tapices, con mejor tecnología

Ahora las telas son más resistentes y lavables para un mejor mantenimiento. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Ahora las telas son más resistentes y lavables para un mejor mantenimiento. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Estos recubrimientos ofrecen protección UV, son antiácaros y repelen manchas. Foto: Cortesía Studio Noa

El diseño y el color son importantes a la hora de escoger un mueble para la sala, pero en la actualidad también influye el textil que lo recubre. Todo ello para lograr ambientes más sofisticados y para facilitar la limpieza y el cuidado de las piezas.

En el mercado existe variedad de textiles que se ajustan a diferentes estilos de diseño y formas de vida. Atrás quedó la idea de retapizar las piezas constantemente, debido a las manchas, ya que con la tecnología incorporada a la fabricación de telas para muebles el mantenimiento es más sencillo y tienen mayor durabilidad.

Carolina Gallardo, diseñadora de interiores de Dekor Mueble, señala que ahora el textil genera más interés entre la gente.  En la lista de innovaciones están las telas antifluidos, las lavables, las que repelen el polvo y que son antiácaros. Estas últimas están pensadas para familias con niños pequeños o mascotas. La especialista explica que esta tecnología se añade a cualquier tipo de tela, permitiendo una amplia gama para escoger según el estilo.

Ahora las telas son más resistentes y lavables para un mejor mantenimiento. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Para la diseñadora de interiores María Emilia Nájera, de Studio Noa, la innovación está en que las telas están pensadas para durar muchos años y conservar el color casi intacto. Un ejemplo de ello son los textiles sunbrella, creados en Estados Unidos y que ya se importan al país.

Estos incluyen productos que repelen las manchas, el polvo y tienen protección UV, desde la fibra que se utiliza para crear el hilo y luego la tela. Aquello permite que el textil tenga todos esos beneficios en la ­capa superficial, pero también en todas sus capas internas.

El lino será uno de los materiales preferidos en este año por su suavidad y frescura. Foto: Cortesía Studio Noa

Para este año, además de textiles más funcionales y resistentes, tomarán fuerza los materiales tradicionales y naturales como el lino. Este es liviano, fresco y suave.
Según Nájera también existen telas que combinan varios materiales para cumplir funciones específicas. Por ejemplo, se puede recurrir a un lino con acrílico para hacerla más resistente.