Una de las bases del diseño de mesas y sillas son sus medidas, que se acoplan al espacio con el que se cuenta en el comedor o en el estudio. Foto: Archivo/ CONSTRUIR

Una de las bases del diseño de mesas y sillas son sus medidas, que se acoplan al espacio con el que se cuenta en el comedor o en el estudio. Foto: Archivo/ CONSTRUIR

Miércoles 05 de diciembre 2018

Estas son las medidas de las mesas y las sillas cómodas

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

La mesa de comedor y la de trabajo, así como las sillas no son simples elementos de mobiliario. Estas piezas deben cumplir con características estéticas pero también con estándares que garanticen comodidad.

Una de las bases del diseño de mesas y sillas son sus medidas, que se acoplan al espacio con el que se cuenta en el comedor o en el estudio.

La interiorista María Fernanda Andrade habla sobre las dimensiones referenciales de estos muebles, cuyo diseño deriva de las funciones que cumplen.

Para empezar, el espaldar de las sillas de comedor carecen de una medida definida, ya que esta depende del diseño. Por ejemplo, si se trata de uno minimalista, el espaldar es bajo, pero si el diseño es contemporáneo se opta por espaldares con más cuerpo. Lo que sí es importante es que tenga una inclinación de 8 grados.

En cambio, el asiento de la silla debe tener una altura de entre 43 y 45 centímetros para que cumpla con los estándares funcionales del diseño de mobiliario.

La altura de la mesa de comedor va entre los 72 y 75 centímetros. Andrade señala que se puede llegar a 80, como máximo, en casos excepcionales.

También es importante saber el tamaño del comedor, que se acopla a las necesidades familiares. Las medidas referenciales de una mesa para ocho personas es de 110 centímetros por 120 centímetros, mientras que una mesa para seis personas debería medir 160 centímetros por 100 centímetros. 

En el caso de los escritorios de trabajo también hay estándares. La altura de este elemento de mobiliario es menor que la de la mesa de comedor por sus funciones. Se deben diseñar tomando como referencia los 70 centímetros de alto.

Las sillas que acompañan al escritorio tampoco tienen una altura definida. Estas deben ser regulables y dependerán del tipo de escritorio. En la altura de estas sillas influye, por ejemplo, la presencia de cajones.