Se necesita dinamitar la roca caída en la vía Alóag-…
Policía evitó un suicidio en puente de Portoviejo
Sicarios asesinaron a cuatro personas en una hosterí…
El recorrido ‘Cuidado a los heridos de la Bata…
Niña cayó a un pozo y una vivienda se incendió en Quito
ATM anuncia cierres viales en Guayaquil por desfiles…
7 fiestas clandestinas y 51 locales clausurados en Quito
Policía pide equilibrio en proyecto de Ley sobre uso…

Somos la reserva moral

Ecuador es un país habitado por gente honesta, no creamos que existe un grupo de individuos que se creen que son la única reserva de gente honesta, los que piensan así están equivocados, o se le ha subido al cerebro el envanecimiento es decir la soberbia, la vanidad, que nos hace pensar de esta manera, nuestra inmadurez. Existe una frase que dice “Si quieres conocer a alguien dale poder”, existen personas que con poco poder cambian su posición, son personas distintas, se creen con el derecho de humillar o atropellar, a esas personas debemos rechazar, un ejemplo claro es aquel que gobernó diez años y que está prófugo, cuidado caigamos en estados de engreimientos. Ante el triunfo debemos ser más humildes, más sencillos este es el verdadero valor de las personas. Ojalá, el país cuente con mandatarios de verdaderos valores, que sepan que gobernar debe ser el orgullo más grande y la gran oportunidad que le da la vida para servir al prójimo, oportunidad que no tenemos todos, solamente algunos privilegiados.

Somos algunos y creo la gran mayoría de ecuatorianos que constituimos esa gran reserva moral, somos gente honesta, sencilla, humilde que lo único que perseguimos es el bienestar del país, por eso luchamos, por eso trabajamos, por eso diariamente luchamos y nos esforzamos en pos de mejores días.