Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

El MIES

Debe convertirse en uno de los puntales de la Revolución Ciudadana que ahora debe intensificar el aspecto profundamente humano, para lo cual sugiero: Fortalecer el Infa. Capacitar a los beneficiarios para transformar el Bono de Desarrollo Humano en proyectos de microcrédito productivo. Crear centros de rehabilitación de adicciones. Trabajar con el Ministerio de Educación, Consep y Policía sobre el microtráfico de droga en los colegios. Imponer multas altas y cárcel a las personas que vendan licor a menores. La Subsecretaría de Rehabilitación Social debería ser parte del MIES para planes y programas de rehabilitación en tanto que los centros carcelarios deben continuar con el Ministerio de Justicia. Las cárceles deberían clasificarse en máxima, mediana y mínima seguridad y los internos e internas en máxima, mediana y mínima peligrosidades, ya que son dos conceptos diferentes. Trabajar con el Ministerio de Deportes en programas para incrementar la actividad física en la población y especialmente en los niños, niñas y jóvenes. Trabajar con el Ministerio de Salud y municipios en campañas de vacunación de animales domésticos y educación para que las personas recojan las heces de sus mascotas y que les pongan sus cadenas cuando salen a espacios públicos. Incentivar una alimentación más saludable en la población. Fortalecer a las organizaciones sociales desde la inclusión social. Apoyar buenos proyectos presentados por fundaciones regularizadas y por la sociedad civil. Impartir charlas y talleres de valores para la juventud en riesgo. Charlas y talleres barriales de motivación para padres, madres y jóvenes. Emprender campañas de motivación y valorización personal para desterrar la violencia contra las mujeres, el maltrato en los hogares, en el trabajo, escuelas, etc.