Tarifa máxima del estacionamiento del aeropuerto de …
Fiscalía investiga presunta violación a niño en plan…
El periodismo humano, creativo y de servicio que tra…
Guarderas evalúa que el Pico y placa pase de dos a c…
Dos niños murieron atropellados por un tren cuando i…
Maestros que exigen equiparación salarial se desangr…
360 docentes se capacitan en competencias digitales
Colegio Einstein presentará feria de servicio y aprendizaje

Celebremos el 11-F

Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia 2021. El nuevo paradigma de la Pandemia, lo ha cambiado todo. Los científicos hoy tienen más protagonismo que nunca. Sin embargo, la participación científica no es equitativa. A pesar de que en la actualidad las chicas obtienen iguales o mejores resultados que los chicos en disciplinas STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics), solo representan el 28% mundial de las mujeres científicas.

Hay muchas barreras que dificultan su presencia. Algunas son sutiles, otras simplemente discriminatorias, como “el techo de cristal” (estereotipos culturales, mentales, autoexclusión). La brecha de género significa, la poca presencia, pero también la desigualdad a la hora de elegir una carrera STEM, para formarse, permanecer y obtener puestos de poder, con igual remuneración que los hombres.

Lamentablemente no hay referencias femeninas en educación, ni en la transmisión de conocimientos, ni en los manuales, de mujeres científicas. Sin embargo, hay miles de mujeres que hicieron aportes asombrosos a la humanidad y nadie las conoce (excepto quizás, Marie Curie).Esto no es casual, responde al modelo androcéntrico que se ha encargado de multiplicar la damnatio memoriae (condena al olvido), que elimina deliberadamente todo rastro de existencia de una persona, como tantas y tantas veces se ha hecho a lo largo de la Historia (desde la faraona Hatshepsut hasta la actualidad). Y en muchos otros casos, apropiándose de sus conocimientos, ¡hasta del Premio Nobel! (como el famoso caso de Rosalind Franklin y su fotografía 51 del ADN). Pero lo más triste, es que nos parece natural. Pero no lo es, falta el otro 50% de la Historia.

Además genera tristes consecuencia: empobrecimiento cultural, desigualdad, y desarrollo relativo. Por estos motivos, en 2015 la ONU proclamó el11 de febrero- día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia.

Celebremos el 11F promoviendo actividades educativas, con divulgación científica, mostrando el rol de la mujer en la ciencia, reflexionando, organizando charlas con científicas que narren sus experiencias en primera persona, programando videojuegos educativos, cortos publicitarios, breves historias por Instagram, viendo películas, leyendo biografías, organizando talleres… Hay muchísimas herramientas para disfrutar en medio de la pandemia en: www.11defebrero.org .