Cartas a Quito / 7 de julio del 2023

Visita al Parlamento Latinomaericano y Caribeño en Panamá-Parlatino


Una delegación de profesores universitarios de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabi, compuesta  por Fabian Sanchez, Jorge Mendoza, Vinicio Intriago,  que mantienen un proyecto de investigación sobre el “Fortalecimiento de las politicas de integración en América Latina y el Caribe desde el pensamiento de Eloy Alfaro y Leopoldo Zea” participaron en la reunión de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología y Comunicación del PARLATINO los días 29 y 30 de junio del año en curso en su sede en la ciudad de Panamá. Dicha reunión instalada en conjunto con las  otras comisiones permanentes de Seguridad Ciudadana, Asuntos Políticos y Asuntos Económicos en su  sesion extraordinaria se presentó el proyecto de investigación por parte del  líder del proyecto  Fabian Sánchez Ramos y en comitiva de la Uleam y del Senador Ramón Yung, Secretario de la Comisión de Educación y Presidente de la Reunión y acompañados  de parlamentarios se depositó una ofrenda floral ante el busto del General Eloy Alfaro  que se encuentra en los predios de la sede permanente del PARLATINO.

Fabian Sánchez Ramos

Ocaso de la democracia

En las democracias occidentales modernas, el derecho a gobernar se otorga, al menos en teoría, mediante diferentes formas de competencia: las campañas electorales y las votaciones; las pruebas meritocráticas que determinan el acceso a la enseñanza superior y la administración pública, y los mercados libres. Deberían gobernar los políticos mas convincentes y capaces. Las instituciones del Estado - la Judicatura, la administración pública… - deberían estar en manos de personas cualificadas. Las disputas entre ellos deberían dirimirse en igualdad de condiciones a fin de garantizar un resultado justo.

Los partidarios entienden muy bien su papel, que consiste en defender a los líderes por más deshonestas que sean sus declaraciones, por más extendida que sea su corrupción y por mas desastroso que resulte su impacto en las instituciones y en la gente corriente. A cambio, saben que serán recompensados y promocionados. Los mas estrechos colaboradores del líder del partido pueden llegar a hacerse muy ricos y obtener lucrativos contratos o puestos en los consejos de administración de las empresas públicas, sin tener que competir por ellos. Otros pueden contar con un salario publico además de protección frente a potenciales acusaciones de corrupción o incompetencia: por muy mal que lo hagan, no perderán su trabajo.

“Como ganan los demagogos”. Anne Applebaum (Premio Pulitzer)

Guillermo W. Alvarez  

“La perversidad de Nebot y la candidatura de Topic”

Cuando recién comenzaban a aparecer las candidaturas presidenciales, Nebot no perdió el tiempo y abiertamente lanzó la candidatura de Topic, convencido de que el País necesita “enfrentar con valentía” el narcotráfico y la inseguridad en la que estamos los ciudadanos.

La propuesta asomaba prioritaria, habida cuenta los enormes daños que estaban causando y los ingentes recursos que para frenarlos requería el Estado, pues según la hoja de vida de tal candidato parecía que era la “persona idónea” para enfrentarlos, puesto que la generalidad de los ciudadanos estábamos lejos de estimar los riesgos, al auspiciar a la Presidencia del Ecuador a un individuo de ese tipo: mercenario confeso, “sin Dios, ni ley”.

Hoy vemos con más claridad lo que significaría apoyar a un guerrillero de este tipo, después de conocer los problemas derivados del levantamiento de los mercenarios de Wagner contra el Gobierno ruso, que justamente “les contrató para que participen en la guerra con Ucrania” y que gracias a las urgentes negociaciones con Putín, consiguieron frenar el avance de más de 200.000 hombre hacia Moscú, poniendo en riesgo la estabilidad de todo el País.

Con los antecedentes señalados, cabe la pregunta: Nebot al proponer la candidatura de Tópic,  midió o no, el riesgo de que tal individuo llegue a ser el Presidente del Ecuador y que se una más tarde, a cualquier proyecto, “aún contra nosotros”, si es que simplemente, le pagan más?, inclusive “los mismos narcotraficantes” a quienes, supuestamente, les combatiría al principio.

Será posible que Nebot, con su amplia experiencia política, no midió esto?. Y si lo midió cuál era su propósito?. Porque “de ingenuo no tiene nada y de mal informado, tampoco”.

Iván Escobar Cisneros

Suplementos digitales