Tres detenidos tras incendio de dos UPC en Calderón
55% de empresas, sin mano de obra por el paro
La Policía dice que ha detenido a 150 personas duran…
Rumor de fallecimiento de niña enardeció a los pobla…
Instalaciones del ECU 911 Macas fueron dañadas por d…
Dirigencia indígena de Pastaza radicalizará la prote…
¿Qué viene tras el fin de las clases en la Sierra?
Ejecutivo seguirá sin mayoría en la Asamblea

¿Los bienes de la corrupción?

Esta interrogante formula el Editor de Seguridad y Justicia, Geovanny Tipanluisa, en su análisis publicado el 19 de marzo del presente año, cuestionando: ¿En dónde quedó la gran cirugía contra la corrupción?; y, exigiendo la actuación de Fiscalía, Contraloría, Procuraduría, Unidad de Análisis Financiero, Secretaría Anticorrupción y Judicatura en los procesos para que vehículos, casas, oficinas y otras propiedades de los procesados pasen a Inmobiliar. “Si no todo quedará en discurso”.

Estoy de acuerdo con las inquietudes del Editor, pero considero que la prensa libre del país debe abandonar el papel de permanente cuestionamiento, y, enrolarse en la lucha contra la corrupción en actitud propositiva, que permita analizar las falencias del sistema y proponer soluciones certeras que permitan la prevención y represión ágiles de la corrupción.Existe toda una estructura legal e institucional que favorece la impunidad, porque estamos sujetos al estereotipo procesal de que primero debe cumplirse el proceso penal para luego recuperar los bienes de la corrupción, cuando se puede cambiar el proceso: primero la recuperación de los bienes de la corrupción y luego la acción penal. Parecerá absurdo, pero no lo es. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito “Unodc” elaboró una Ley Modelo sobre extinción de Dominio, que está siendo adoptada por algunos países, y que permite al Estado, por vía independiente de lo penal, recuperar vía extinción de dominio, los bienes cuyo origen lícito no pueda ser demostrado. Esto conocen sectores del oficialismo y de la “oposición”, pero sus espesos rabos de paja impiden que estos mecanismos sean realidad.