Contraloría examina a ministro de Energía Fernando S…
Autoridades registran repunte de casos positivos de …
Fiscalía acusará a 14 militares de sabotear radar de…
Manifestaciones contra Dina Boluarte se realizan en Perú
Estos son los cinco puntos en Quito que se iluminará…
Universidad Católica inauguró oficinas de EducationU…
Tres personas intentaron robar un local de electrodo…
Venta de vehículos nuevos en noviembre 2022 alcanzó …

Más de 300 000 objetos ilegales hallados en las cárceles de Ecuador desde 2019

En febrero del 2021, policías realizaron una requisa en la cárcel de Turi, en Cuenca. Decomisaron objetos prohibidos. Foto: Archivo / El Comercio.

Tras la última masacre en la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas, la Policía realizó una requisa en celdas y pabellones. Los uniformados incautaron, el 18 de julio, cuchillos, machetes, un arma de fuego, cartuchos de escopeta, balas y celulares. Ese día también se confirmó el asesinato de 12 presos.

Luego de las siete matanzas carcelarias que se registraron en Ecuador, entre el 2021 y 2022, la fuerza del orden ha encontrado objetos similares. Sin embargo, este tipo de hallazgos no es un fenómeno reciente, ya se ha registrado en años anteriores.

Las estadísticas del Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de la Libertad (SNAI) muestran que desde el 2019 hasta el pasado 21 de julio se han decomisado 366 696 artículos prohibidos en los centros carcelarios.

Entre esos objetos constan 267 armas de fuego, 14 652 municiones, 31 artefactos explosivos, dos lanzagranadas, USD 55 452 en efectivo, 8 005 celulares, 133 461 gramos de droga, 21 333 armas cortopunzantes, 117 174 unidades de cigarrillos y 16 319 litros de licor. Además, han encontrado electrodomésticos, equipos electrónicos, cargadores, entre otros.

El 23 de febrero del 2021, agentes realizaron un operativo en la cárcel de Guayaquil y hallaron más de 60 objetos cortopunzantes como destornilladores, cuchillos, machetes y armas artesanales. También celulares y pistolas.

Esta intervención se dio luego de que se perpetrara la primera matanza penitenciaria en el país. Motines simultáneos en las cárceles de Cuenca, Latacunga y Guayaquil provocaron, en esa ocasión, la muerte de 79 internos.

Durante los últimos cuatro años se han realizado 10 878 operativos en los centros carcelarios.

El principal objetivo fue realizar requisas y decomisar artículos prohibidos, que puedan desencadenar actos de violencia.

Las intervenciones están a cargo de una unidad policial que brinda seguridad perimetral en los centros penitenciarios.
Estos operativos de requisa aumentaron en el 2021, pues fue el año más violento.

Además, según el SNAI, 1 167 personas han sido detenidas por ingresar o poseer objetos prohibidos dentro de las prisiones, desde el 2019 hasta lo que va de este año.

Quien ingrese ese tipo de artículos será sancionado con una pena de uno a tres años de reclusión. La misma sanción recibe el reo que tenga en su poder esos artefactos. Así lo detalla el artículo 275 del Código Integral Penal.

¿Cómo ingresan los objetos?

Este 2022, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió un informe sobre la crisis carcelaria en el Ecuador. Allí expone las causas del ingreso de objetos prohibidos.

El documento de 102 páginas detalla que la falta de control en los centros penitenciarios facilitaría el ingreso de drogas y armas.

Además, menciona que una de las principales razones es la corrupción. Según la CIDH, las autoridades ecuatorianas “reconocieron que la corrupción ha facilitado el ingreso de drogas, armas cortopunzantes, armas de fuego de corto y largo alcance e incluso explosivos a las cárceles”.

También mencionaron que existe la sospecha de que los objetos prohibidos por la ley ingresan a través de proveedores de alimentos u otros proveedores privados. El informe de ese organismo internacional recomienda que para “evitar de manera efectiva” esta problemática es necesario realizar registros e inspecciones periódicas a todas las personas que ingresan en las cárceles.

Para eso, se debe utilizar medios tecnológicos como escáneres corporales, detectores de metal y cámaras de seguridad.

Sucesos

Siete masacres carcelarias se han registrado en Cuenca, Guayaquil, Latacunga y Santo Domingo, entre 2021 y 2022.

Durante esos hechos de violencia, 363 personas privadas de la libertad fueron asesinadas.

En 2021, 287 internos fallecieron. En cambio, en 2022, ya se contabilizan 76 muertes, durante tres motines ocurridos en la cárcel de Turi en Cuenca y en la cárcel Bellavista de Santo Domingo.

Según las investigaciones, en cada ataque violento han estado involucrados integrantes de agrupaciones delictivas, que se disputan el control de los centros de reclusión. Entre ellos también existen pugnas de poder por ganar territorio para la venta y tráfico de sustancias ilegales.

Los actos de violencia han ocurrido en cinco cárceles del país. La mayor cantidad de eventos se registraron en dos centros penitenciarios de Guayaquil.

Clientes y propietario de un gimnasio fueron víctimas de un asalto armado » https://bit.ly/3Q6kMfr

Posted by El Comercio on Monday, August 1, 2022