Fallece en Guayaquil Francisco Huerta Montalvo
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…
La reactivación económica depende de tres tareas
El subsidio a los combustibles pasará los USD 3 000 millones
Britany, Mhia y Linda, niñas apasionadas por el reciclaje
Jóvenes diseñadores crearon prendas llenas de color …
Una experiencia en 3D por cascadas y zonas del turis…
Leyendas y tradiciones ecuatorianas se transformaron…

Los planes de contingencia en mercados de Quito se actualizarán hasta julio

Se está dando la reactivación de los puestos que sufrieron daños por el incendio en el mercado de Santa Clara. Foto: Julio estrella / EL COMERCIO

La profunda oscuridad es el paisaje actual dentro de la zona de abastos del mercado de Santa Clara, en el centro norte de Quito. Las paredes y techos están ennegrecidos por el fuego que .   

El incendio ocurrido el pasado 14 de mayo, afectó en total 27 locales. De ellos,  ocho de la sección de flores y abastos sufrieron un daño completo. Por ahora, los comerciantes intentan rescatar la mercadería que aún les queda, para seguir trabajando.   

Este y otros centros de abastos actualizaron sus planes de contingencia en 2021, después de que el mercado Mayorista sufriera un incendio que afectó a 28 locales. Antes de eso, la última actualización fue en 2017.

Ahora los administradores de los mercados trabajan en el reajuste correspondiente a este año. El plazo de entrega es hasta julio.

Protocolos de seguridad

Según Paúl Vaca, administrador del mercado Santa Clara, el plan de seguridad incluye brigadas contra robos, sismos, incendios y demás emergencias. Son conformadas por los mismos comerciantes, que reciben capacitación de instituciones como los bomberos.

Tras el incendio en este centro de abastos, un ala completa deberá ser reconstruida con una inversión de USD 450 000. Mientras tanto, los negocios más afectados serán reubicados en los 10 puestos disponibles en otras secciones.

Así lo confirma Édison Carrillo, coordinador de la Agencia de Coordinación Distrital del Comercio de Quito, ACDC. Tienen definido cómo reorganizar a los vendedores y conseguir donaciones para que vuelvan a trabajar.

Lo que no está claro es el tema del seguro del mercado. Carrillo explica que no es parte de su competencia y que el tema lo debe conocer la administración del lugar. Paúl Vaca, a su vez, pasa la batuta a la ACDC como órgano regulador de las actividades comerciales.

Édison Carrillo indica a este Diario que la administración central del Municipio es la encargada de manejar los temas de seguros de ese y otros inmuebles. Por ello, nuevamente se pasó la responsabilidad al propio mercado.

Mientras tanto, Guillermo Rosales, que trabaja en este centro de abastos hace 25 años junto a su esposa, limpia lo poco que queda en su local. Las llamas consumieron los productos de repostería que vende en esa esquina.

En la bodega del altillo no queda nada que se pueda vender. No sabe a cuánto asciende la pérdida ni quién le ayudará a recuperarse.

“Estamos viviendo de los pocos ahorros y de la solidaridad de la familia”, confiesa con un aire de angustia. Tiene tres hijos en la universidad y todos dependen del trabajo en el mercado.

Sistema de detección y alarma

Carrillo dice que “no vamos a esperar a que el seguro empiece a trabajar”. A la brevedad iniciarán con la captación de donaciones desde otros mercados, para levantar los negocios afectados.

Vladimir Alvear, director de Prevención del Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ), insiste en que es necesaria la colocación de un sistema de detección y alarma. No son dispositivos invasivos y ayudan a identificar puntos calientes o con presencia de humo.   

Para el uso de sistemas con rociadores hay que instalar reservas de agua, bombas y tuberías. “Al ser construcciones antiguas es más difícil y la inversión también es más grande”, enfatiza.

Pero no se arriesga a calcular valores pues depende de varios factores como la extensión del inmueble, el tipo de construcción y la tecnología que se use. 

La ACDC ya tiene previsto colocar dispositivos de alarma en 37 de los 54 mercados de la urbe. Iniciarán en Santa Clara, donde ya se realizan estudios para la reconstrucción.

En ese mercado cuentan con unos 40 extintores ubicados en gabinetes de emergencia. Al momento, los tanques están concentrados en la ACDC para valorar si deben ser recargados o reemplazados de manera definitiva.