Al menos 2 heridos y 40 damnificados en Perú por sis…
Chapecoense: La promesa del último hombre rescatado …
Daños en infraestructuras en Loja y Zamora por sismo en Perú
Técnicos evaluaron los túneles en Guayaquil por prec…
Transportistas escolares esperan que COE apruebe afo…
Colapso de viviendas y sectores sin electricidad en …
Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en localid…
Adultos mayores recuperan el tiempo de la pandemia

Asamblea pide al Ejecutivo revisar asignaciones para 2022

Con esta resolución, el Ejecutivo tendrá 10 días de plazo para acoger las observaciones o ratificarse en la proforma inicial. Foto: Tomada de la cuenta Twitter Asamblea Nacional

Con 94 votos a favor y 37 abstenciones, el Pleno de la Asamblea resolvió enviar al Ejecutivo varias observaciones en relación a la proforma presupuestaria para 2022. Le pide revisar algunas asignaciones.

La proforma para el próximo año asciende a USD 33 899,73 millones.

La decisión de la Asamblea se tomó este jueves 18 de noviembre de 2021, después de un debate de seis horas.

En la discusión en el Pleno intervinieron 22 asambleístas. Los votos a favor provinieron de las bancadas del correísmo, Pachakutik y de la Izquierda Democrática (ID), mientras el oficialismo se abstuvo.

El Partido Social Cristiano (PSC) no tuvo una votación orgánica, pues algunos apoyaron la moción de la presidenta de la Comisión de Régimen Económico, Mireya Pazmiño (Pachakutik), en vez de abstenerse como había anticipado el coordinador del bloque, Esteban Torres.

Con esta resolución, el Ejecutivo tendrá 10 días de plazo para acoger las observaciones o ratificarse en la proforma inicial. Ya en el presupuesto prorrogado 2021, el Gobierno del presidente Guillermo Lasso no acogió los reparos del Legislativo.

Pedidos del Parlamento

Entre los pedidos que hizo el Parlamento al Gobierno constan:

Revisar las asignaciones a educación y salud.

Normar con precisión la base para los incrementos anuales a educación y salud.

Revisar las asignaciones o definir compensaciones a las universidades.

Revisar las asignaciones para incentivos jubilares.

Definir financiamiento para el sistema de rehabilitación social.

Revisar las asignaciones al pago de deuda externa

Dos comparecencias

Antes de iniciar el debate, el Pleno de la Asamblea recibió en comisión general a Cecilia Paredes, vocera de un colectivo de maestros jubilados.

También acudió Carmen Ochoa, representante del Consejo Universitario de la Universidad Central.

Paredes llamó a los asambleístas a que hagan reparos a la proforma para que el Ejecutivo garantice el pago de USD 800 millones que, según dijo, adeuda el Estado a 17 mil maestros.

Esa deuda, indicó, es por concepto de incentivos jubilares impagos desde 2008.

Ochoa, en cambio, aseveró que hay una reducción de USD 130 millones en el presupuesto para la educación superior, por lo que alistan movilizaciones.

Aunque el oficialismo negó que haya una reducción en el presupuesto para las universidades, con el argumento de que para el cálculo se usó el presupuesto codificado hasta agosto de 2021, asambleístas del correísmo, Pachakutik y la ID señalaron que no se ajusta a lo dispuesto en la Constitución.

Financiamiento de asignaciones

En el debate, los asambleísta Fernando Villavicencio (ind.) y el oficialista Diego Ordóñez, llamaron al Parlamento a proponer fuentes de financiamiento para sus pedidos.

La intervención de Villavicencio provocó el rechazo del correísmo, cuando él responsabilizó al gobierno de Rafael Correa de haber generado un perjuicio de USD 3 000 millones mediante contratos petroleros con China y Tailandia.

Asambleístas como Salvador Quishpe, de Pachakutik, y Blasco Luna, de UNES, llamaron al Gobierno a cobrar a los grandes evasores de impuestos y a quienes tienen recursos en paraísos fiscales para conseguir recursos para el Estado.

También hubo pronunciamientos en contra de la privatización de empresas públicas. El oficialismo insistió en que uno de los objetivos de la proforma es reducir a 0 el déficit del presupuesto General del Estado, que bordea los USD 7 mil millones.

Suplementos digitales