Versiones contrapuestas sobre fotos en la Basílica

Las chicas trans se tomaban fotos en la Basílica cuando fueron desalojadas. Foto: captura de pantalla.

Un grupo de mujeres trans denunció un ataque de transfobia en el centro de Quito. Se les prohibió tomarse fotografías en el exterior de la Basílica del Voto Nacional. Ante ese hecho, las afectadas y el Consejo de Protección de Derechos de Quito recordaron que la normativa nacional e internacional prohíbe la transfobia y la categoriza como un tipo de violencia. El párroco de la Basílica habla de un malentendido.

Una acción simbólica, en rechazo a la transfobia

Las agredidas grabaron el momento en el que les sacaron de la Basílica. Y señalaron que ese acto demuestra que “la iglesia nos sigue discriminando”. Esto debido a que había más personas en el sitio, tomándose fotos, a las que no se les impidió dicho acto.

La denuncia causó indignación en redes. Con el hashtag #BasílicaTransfóbica se convocó a una Fotografiada Dominical para este 28 de noviembre del 2021, a las 11:00, en el exterior de la iglesia. El mensaje de la acción que se realizará es “las identidades trans no son un disfraz, en espacios públicos o privados nuestros derechos deben ser respetados”.

De acuerdo con el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC), seis de cada 10 personas Lgbti (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexo) sufren de violencia en espacios públicos en el Ecuador, dijo el Consejo.

Párroco dice que fue un malentendido

Bernardino Briceño, párroco de la Basílica, dijo que, consultó sobre el hecho a los trabajadores del templo religioso, quienes le dijeron que, por el vestuario de las chicas, las fotos que realizaban eran de tipo profesional, de pasarela y para vender alguna marca. Para ese tipo de actividades la iglesia sí solicita una petición por escrito, con el fin de conocer de qué se trata la actividad y si esta va acorde con lo que el espacio representa, dijo el sacerdote.

“En una ocasión habían hecho la filmación de un video de música satánica y eso no va acordé con el edificio que yo administro. Fui llamado la atención y nos pidieron estar más atentos a lo que se desarrolle aquí”.

Por ello, el párroco señaló que se trata de un mal entendido. “Los trabajadores en ningún momento pretendieron discriminar y de nuestra iglesia mucho menos. Aquí se respeta la Constitución y las libertades”, dijo. Además señaló que ofrece disculpas a las chicas y a la comunidad trans.

“La entrada es libre, todos pueden hacer sus fotografía sin discriminación y respetando las libertades. Siento mucho que haya pasado esto porque la Basílica es para todos”, sostuvo.

El Consejo de Derechos además recordó, en un comunicado, que la Constitución establece que en el Ecuador nadie podrá ser discriminado por su sexo o identidad de género y orientación sexual.  Y que ese acto debe ser sancionado, ya que la Carta Magna establece que es un deber de todos respetar y reconocer las diferencias de género y la identidad sexual.

Códigos Penal y Municipal también sancionan

En el comunicado también se menciona que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) tipifica al delito de discriminación y establece que lo comete la persona que propague, practique o incite a la distinción, restricción, exclusión o preferencia, en razón de sexo, identidad de género u orientación sexual. La sanción es con pena privativa de libertad de uno a tres años.

El Consejo señaló que el Código Municipal establece que el Municipio de Quito, a través de la Secretaría de Inclusión Social, debe instaurar los mecanismos que permitan afirmar el respeto de los derechos de todos los ciudadanos. Esto se reconoce con cualquier identidad sexo genérica. Esta norma de la ciudad también plantea la aplicación de políticas de acción afirmativa que logren la inclusión de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexo.

Suplementos digitales