Ecuatoriana muere en la selva de Darién y deja a sus…
Fiscalía aguarda resolución en caso Las Torres
Pico y placa en Quito: Restricciones para este viern…
Policía rescató a funcionario del Consejo de la Judi…
150 empresas están en vilo por el Cotopaxi
El covid-19 y el aumento de casos de influenza oblig…
El Ecuador necesitará más de USD 7 577 millones para…
Los 14 jueces anticorrupción fueron posesionados por…

Felipe Bernal: 2022 es el año de la reactivación

Felipe Bernal considera que el sector inmobiliario está en proceso de reactivación. Foto: cortesía Pronobis

El hecho de ser una de las empresas más reconocidas en el sector inmobiliario y de la construcción, no impidió que la pandemia los golpeara.

"Al igual que a todos los promotores inmobiliarios, se nos bajó la demanda. Tuvimos menos ventas, hubo que retrasar la ejecución de los proyectos inmobiliarios y dialogar con nuestros clientes porque muchos querían que se cumpliera la entrega”.

Así relata Felipe Bernal los difíciles momentos vividos cuando el covid-19 obligó al planeta entero a confinarse. Él es el gerente general de la inmobiliaria Pronobis.

La compañía cumplirá próximamente 25 años de fundación (fue creada el 19 de agosto de 1997). Y tuvo que tomar medidas para sobrevivir a la pandemia.

“Fue una cadena que afectó a todo el mundo. Empecemos porque la pandemia nos encierra, al encerrarnos no hay actividad”, comenta Bernal. “Para recuperar la actividad tenemos que hablar con nuestros clientes para ver si aún están en condiciones financieras de continuar”.

Muchos no lo pudieron hacer. “Muchos proyectos pierden el punto de equilibrio y tienen que detener la ejecución de las obras”.

La afectación al sector inmobiliario también tuvo que ver con las pérdidas de empleo.

Según el gerente de Pronobis, “cuando tienes trabajo tienes acceso a crédito y con eso puedes adquirir vivienda o inversión en todo lo que estás haciendo. Cuando vino la pandemia, muchos ecuatorianos perdieron su empleo, se quedaron sin ese acceso a crédito o les disminuyeron su ingreso, teniendo una afectación de capacidad de compra”.

Pero el sector inmobiliario comenzó a reactivarse, a medida que se flexibilizaban las restricciones. De esta forma se movieron de nuevo los proyectos, con la generación de empleo que ello conlleva.

“Yo creo que 2022 es el año de la reactivación, es el año en que ya debemos olvidar que estamos en pandemia, vivir una vida completamente diferente y reactivar la economía del país”, afirma Bernal.

Precisamente, Pronobis presentó el miércoles 27 de abril a Maxximus, el primer rascacielos de Ecuador, que estará ubicado en el norte de Guayaquil. “Con esto se generan más de mil plazas de empleo. Hay el empleo directo, que es el que labora dentro de la obra. Pero cuando tú instalas una ventana, esa ventana fue fabricada por gente fuera de la obra”.

Según el empresario, “cuando sumas el empleo directo e indirecto, normalmente el empleo directo se multiplica por dos en el indirecto. Es factible que Maxximus emplee cerca de 3 000 personas”.

Bernal sabe que la crisis afectó a toda la industria en general, “pero el inversionista y comprador inmobiliario están saliendo adelante y auguro buenos vientos”.

Proyectos

La actividad de la construcción registró 35 meses de decrecimiento. Sin embargo, en diciembre de 2021 el Banco Central del Ecuador (BCE) estimaba un desempeño de 2,9% del sector para el año 2022.

Ferias inmobiliarias se realizaron en Quito y Guayaquil en abril, con más de 340 proyectos de vivienda.