COE Nacional recomienda a Guillermo Lasso renovar el…
La Policía inspeccionó la quebrada del barrio Armero…
Video de hombre que sufre accidente por usar celular…
Durante su estadía en Lima el presidente Guillermo L…
Asamblea pide solicitar a la Convemar acciones por f…
Ejército ecuatoriano abre convocatoria para aspirant…
La Casa Blanca dice que familias en proceso de expul…
Secretario de Comunicación cree que la condena legis…

¿A favor o en contra de la vuelta a clases presenciales en Ecuador?

El COE Nacional resolvió permitir el retorno a clases presenciales de los planteles que tenían aprobados su plan de regreso a las aulas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Opiniones divididas hay entre los padres de familia frente a la autorización para la vuelta a clases presenciales de planteles. Ayer, miércoles 2 de junio del 2021, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional levantó la suspensión de permisos para 1 301 escuelas y colegios. Por lo que desde el próximo lunes, 7 de junio, algunos alumnos volverán a usar las instalaciones educativas.

El Ministerio de Educación, a través de sus redes sociales, ha repetido que: ningún plantel podrá obligar a sus estudiantes a acudir presencialmente. Y también que los padres de familia deben estar tranquilos porque es obligación de las instituciones garantizar a todos los alumnos el acceso a la educación, a través de medios telemáticos, si deciden no volver aún a las aulas.

1 102 planteles de los 1 301, con permiso para volver a clases presenciales, están en zonas rurales del país, y los 199 restantes, en el área urbana.

Del total 1 139 son fiscales, 37 fiscomisionales y 125 particulares. En Ecuador hay más de 15 mil instituciones educativas, por lo que un porcentaje pequeño cuenta con autorización para el retorno a lo presencial.

 Organizaciones como la Corporación de Planteles Particulares del Ecuador (Corpeducar) están listas para recibir a los niños y adolescentes en las infraestructuras educativas, según ha indicado su vocero, Vinicio Aldaz. En Pichincha tienen 19 colegios filiales y en el país, 40. Antes del mediodía tendrán una reunión para analizar acciones.

“Nosotros estamos preparados para el regreso a las aulas. Hemos realizado encuestas a los padres de familia para conocer su interés en volver a lo presencial y en algunas instituciones hasta 40% de padres quiere el retorno progresivo. Tenemos infraestructura y nos hemos capacitado con datos de lo que se hace en Perú, Chile, Canadá, España y Estados Unidos”.

Vinicio Aldaz dijo que tomarán todas las precauciones porque no quieren “abrir y cerrar los colegios, quieren mantener abiertos los planteles y eso dependerá del cumplimiento de protocolos. En algunos colegios, la mayoría de padres de preescolares quiere que asistan; no tanto en la sección primaria, pero sí en la secundaria. Se trabaría por grupos, en unos casos un grupo los martes y jueves y el otro, los lunes y miércoles. Los viernes se realizará una limpieza profunda. Se mantendrá una burbuja en cada grado, en el recreo no se mezclarán entre aulas”.

Sobre el tema de descuentos en las pensiones, como lo estableció la Ley Humanitaria, Aldaz dijo que depende de cada colegio, pero que hay que tomar en cuenta que un regreso presencial implicará más cuidados y más inversión.

En colegios como Letort tienen un plan aprobado por el distrito educativo y ya dependerá del COE Nacional. Carolina Pinzón, su rectora, comenta que en más de 14 meses sí ha evolucionado la educación en el uso de tecnología y de recursos de ese tipo, lo que considera muy positivo. “No hay retraso, hay un desarrollo de habilidades propias de la generación Z, pero es fundamental un reencuentro entre los chicos, que vean a sus profesores”.

En el Letort volverán a enviar una encuesta a sus padres de familia, pero había un gran número de estudiantes interesados en regresar a las clases presenciales. “A los chiquitos los padres los quieren de vuelva a clases, en primaria hay más resistencia. Y en secundaria sí hay interés”, dijo y también que todo dependerá de la voluntad de los padres.

En cuanto al regreso presencial en los planteles fiscales, Nelly Miño, de la Red de Maestros, subrayó que es indispensable que 100% de docentes esté inmunizado. La ministra de Educación, María Brown, ha dicho que 90% está ya protegido. 
Sin embargo, no se conoce cuántos han recibido las dos dosis contra covid-19 aún.

Ayer, sorpresivamente, la Zona 9 de Salud, es decir de Quito, anunció en su cuenta de Facebook, que el Ministerio de Salud informó que la planificación para las segundas dosis ha sido actualizada de acuerdo con el intervalo y la recomendación técnica.

“Para la aplicación de segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca a los docentes se asignará la cita de acuerdo al tiempo que le corresponda, es decir, a partir de 56 días posteriores a la primera dosis”.

El lunes pasado, los maestros fueron convocados cuando apenas habían pasado 30 días desde que les aplicaron la primera dosis. Ese día personal de salud les dijo que no podían administrarles la segunda porque la dosis perdía eficacia. Sin embargo, esa tarde, MSP otra vez les convocó. El martes unos cuantos docentes fueron vacunados y a otros les dijeron que la fórmula se terminó.

Para Miño, de la Red de Maestros, otra preocupación es que las instituciones han estado cerradas 15 meses y hace falta una limpieza profunda, también hace falta que la Ministra de Educación, dijo, explique detalles sobre la provisión de jabón y mascarillas para alumnos. “La situación en planteles fiscales es diferente a la de particulares. No todos nuestros colegios cuentan con centros médicos”.    

En las redes sociales de la ministra Brown, algunos padres de familia y profesores le dicen que es necesario que la mayoría de la población esté vacunada; además que haya elementos de limpieza y desinfección en los colegios.

Marcia, quien pidió mantener en reserva su apellido, tiene dos hijas, una de 7 años y otra de 15, en un plantel particular de Quito. Siente mucho miedo de que una de sus hijas se contagie en actividades presenciales. Su esposo es médico y meses atrás se infectó de SARS-CoV-2, pero se aisló y nadie más en su familia se afectó.

Su hija mayor quiere ya volver a encontrarse con sus amigas. Pero la más pequeña aún no se acostumbra al uso de mascarilla, le incomoda y se la saca. Le asustó ver hace poco unas fotos en la cuenta de Facebook de una de la familia de una de sus compañeras divirtiéndose en una fiesta, incluso con cantantes; nadie usaba mascarilla. 

#ATENCIÓN | COE nacional levantó suspensión de actividades presenciales en universidades, escuelas politécnicas e institutos. ¿Asistencia es obligatoria? » https://bit.ly/3uM0hJo

Posted by El Comercio on Wednesday, June 2, 2021