Siete artistas ecuatorianos que estarán en la XV edición de la Bienal de Cuenca

Cevallos es docente e investigadora de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Foto: Cortesía

Cevallos es docente e investigadora de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Foto: Cortesía

Vista de la istalación ‘Playa del naufragio’, de la artista portuguesa Ana Guedes, una de las obras premiadas de la Bienal, exhibida en el Museo Municipal de Arte Moderno de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua/ Para EL COMERCIO.

De los 33 artistas que serán parte de la XV edición de la Bienal de Cuenca siete son ecuatorianos. En la lista que dio la curadora Blanca de la Torre están Karina Aguilera, Pamela Cevallos, Juana Córdova, Natalia Espinosa, Fabiano Kueva, Paúl Rosero y Cristian Villavicencio.

Después de revisar más de un centenar de carpetas, de la Torre se decantó por artistas cuyas propuestas estén en sintonía con su objetivo de armar una Bienal sostenible. Asimismo, por perfiles que permitan abordar problemas relacionados con el medioambiente y con la recuperación de saberes y conocimientos tradicionales.

Pamela Cevallos (Quito, 1984)

Su trabajo artístico está marcado por la investigación de las prácticas del coleccionismo, exhibición y los usos del archivo. Ha desarrollado proyectos relacionados con la historia de los museos nacionales del Ecuador y el proceso de creación del patrimonio durante el siglo XX.

Desde 2015, trabaja con la comunidad de La Pila, en torno a las memorias y apropiaciones del mundo prehispánico, a través del trabajo de réplica y reproducción. Es autora de “La intransigencia de los objetos. La Galería Siglo XX y la Fundación Hallo en el campo del arte moderno ecuatoriano 1964 – 1979”.

Cevallos es docente e investigadora de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Foto: Cortesía

Juana Córdova (Cuenca, 1973)

A lo largo de su carrera ha mostrado interés por reflexionar sobre el papel del individuo en la sociedad contemporánea y su relación con la naturaleza. En sus últimas exposiciones se ha enfocado en mostrar la degradación acelerada de la naturaleza en manos del hombre, desde una mirada poética.

Este diálogo entre la naturaleza y el impacto que el ser humano tiene sobre ella está acompañado, en los últimos años, de su interés por reivindicar el valor de mundos como el del tejido. En el 2205, recibió el Premio Especial del Jurado del Décimo Salón de Artes Fundación El Comercio.

Córdova ha expuesto su obra en países como España, Alemania y Corea del Sur, entre otros. Foto: Cortesía

Fabiano Kueva (Quito, 1972)

Su trabajo artístico gira alrededor de temas como la geopolítica del conocimiento, la crítica a los discursos oficiales, la indagación archivística, la activación social mediante tecnologías, el trabajo en redes locales y regionales y la escritura poética, a través de diversos lenguajes.

Ha desarrollado proyectos en museos, espacios públicos y contextos comunitarios. Entres sus proyectos artísticos más conocidos está ‘Archivo Alexander von Humboldt’, una investigación basada en las estrategias de los viajeros científicos del siglo XIX. Asimismo, está ‘Ciudad Modelo, en el que rescata la memoria y la historia del barrio Solanda.

Kueva ganó el Premio París, en la IX Bienal de Cuenca celebrada en 2007. Foto: Cortesía

Paúl Rosero (Quito, 1982)

El trabajo artístico de Rosero está enfocado en la información científica y la ficción especulativa. Le interesan las interconexiones que se pueden generar entre el mundo natural y el mundo artificial, con el objetivo de provocar reflexiones sobre las nuevas ideas que la sociedad tiene alrededor de la naturaleza.

Uno de sus proyectos icónicos es ¡Arriba!, en el que propuso la posibilidad futurista del cultivo de plantas tropicales en ambientes extremamente fríos, con un árbol de cacao contenido en una cápsula climatizada ubicada en lo alto del glaciar de Bahía Paraíso, de la Antártida. Con esta obra participó en la 57° edición de la Bienal de Venecia.

El trabajo de Rosero acaba de ser incluido en el libro ‘Decolonizing Science in Latin American Art’. Foto: Cortesía

Cristian Villavicencio (Quito, 1984)

Su trabajo artístico propone entablar diálogos entre la ciencia y el arte contemporáneo. En sus proyectos, el media-art aparece como un puente para encontrar otros modos de comprender las relaciones entre la historia, la ciencia y el archivo.

Sus obras han sido expuestas en museos de Ecuador y de España, entre ellos el Centro Cultural Montehermoso Kulturenea del País Vasco y el Museo Guggenheim de Bilbao. Una de sus últimas exposiciones en el país fue ‘Dimensiones Paralelas’ que se exhibió en la galería Arte Actual de Flacso.

Villavicencio ha expuesto en varios museos y galerías de España. Foto: Cortesía

Karina Aguilera Skvirsky (Providence, 1969)

Es una artista multidisciplinaria cuya práctica comenzó en la fotografía y luego se extendió al video y el performance. Uno de los temas que han acompañado su trabajo artístico es la exploración de la identidad. Su trabajo es parte de colecciones en varios museos y galerías de Estados Unidos. Otros están en colecciones privadas.

En 2019 recibió una subvención de Creative Capital para producir ‘Cómo construir un muro y otras ruinas’, un proyecto que incluye una serie de fotografías escultóricas, una instalación de video multicanal y presentaciones en vivo.

Las obras de Aguilera son parte de colecciones públicas y privadas de Estados Unidos. Foto: Cortesía

Natalia Espinosa (Quito, 1976)

Espinosa ha encontrado en la arcilla el material idóneo para expresarse y encontrar conexiones con el mundo de lo doméstico, lo artesanal y lo tradicional. Con su exposición ‘Esto será demolido’ se inauguró, en 2019, la galería N24, en el barrio La Floresta de Quito.

Es fundadora del taller de cerámica Perro de Loza, Su obra artística ha sido parte de exhibiciones individuales y colectivas en galerías dentro y fuera del país. Estudió artes visuales en Holanda, Ecuador y Chile. Tiene una maestría en Estudios de la Cultura por la Universidad Andina.

El trabajo artístico de Espinosa está centrado en la arcilla. Foto: Cortesía