Seis muertos en incendio en una fábrica de plásticos…
50 policías custodian la Súper de Bancos para evitar…
Iván Correa a Raúl González: El Gobierno no va a per…
Volqueta pierde pista y se volcó en Píntag
Continúa bajando el precio del petróleo de Texas a U…
Hallan el cuerpo del niño que cayó en el Pailón del …
Cinco detenidos por explosión en Cristo del Consuelo
China relanza ejercicios militares cerca a Taiwán an…

La duración y calidad del sueño afecta a la salud del corazón

El sueño saludable ha sido señalado como esencial para una salud cardiovascular óptima. Foto: Pixabay

La American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón) ha agregado la duración del sueño a la lista de componentes esenciales para una buena salud cardiovascular.

La lista incluye otras medidas para la salud cardiovascular de cualquier persona mayor de dos años de edad como son la exposición a la nicotina, la actividad física, la dieta, el peso, la glucosa en sangre, el colesterol y la presión arterial.

La Asociación señala que la enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en Estados Unidos y el resto del mundo. Sin embargo, estudios realizados en las últimas dos décadas indican que más del 80 % de los problemas cardiovasculares se pueden prevenir con un estilo de vida saludable y control de factores de riesgo.

Según sus cifras actualizadas al 2022, aproximadamente 121,5 millones de personas en los EE. UU. tienen presión arterial alta, 100 millones tienen obesidad, más de 28 millones tienen diabetes tipo 2 y solo 1 de cada 4 adultos aseguró realizar actividad física y ejercicio.

Es por esto que la reciente actualización de la Asociación Estadounidense del Corazón indica que la nueva métrica debe ser de 7 a 9 horas diarias de sueño para una salud cardiovascular óptima

"La nueva métrica de la duración del sueño refleja los últimos hallazgos de investigación: el sueño afecta la salud en general, y las personas que tienen patrones de sueño más saludables manejan factores de salud como el peso, la presión arterial o el riesgo de diabetes tipo 2 de manera más efectiva”, dijo Donald M. Lloyd-Jones, presidente de la American Heart Association.

Otros factores esenciales para la salud cardiovascular

Desde el 2010 la Asociación Estadounidense del Corazón definió siete comportamientos y factores de salud que impulsan la salud cardiovascular y cuatro de estos fueron actualizados y redefinidos de acuerdo con las últimas directrices e investigaciones clínicas sobre el tema.

Los comportamientos de salud son la dieta, la actividad física, la exposición a la nicotina y el sueño. Los factores de salud son el índice de masa corporal, los niveles de colesterol, el azúcar en la sangre y la presión arterial.

Dieta (actualizada)

La actualización se basa de una nueva guía para evaluar la calidad de la dieta en niños y adultos y tiene ocho componentes: alto consumo de frutas, verduras, nueces y legumbres, granos integrales, productos lácteos bajos en grasa y bajo consumo de sodio, carnes rojas y procesadas y bebidas azucaradas.

De esta manera, la guía incluye 16 preguntas de respuesta sí o no sobre la frecuencia semanal de consumo de aceite de oliva, verduras, bayas, carne, pescado, lácteos, cereales, etc.

Actividad física (no tuvo cambios)

La métrica indica que para adultos el nivel óptimo es de mínimo 150 minutos de actividad física moderada por semana o 75 minutos de actividad física intensa por semana. En cuanto a niños mayores de 6 años, el nivel es de mínimo 420 minutos de actividad física por semana.

Exposición a la nicotina (actualizado)

Se añadieron nuevos sistemas de administración de nicotina inhalada que pueden afectar la salud cardiovascular a largo plazo como son los cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo, ya que la versión anterior solo incluía cigarrillos tradicionales. También se añadió la exposición al humo de segunda mano.

Duración del sueño (nuevo)

Tras confirmar que la duración del sueño está asociada con la salud cardiovascular, la Asociación señala que el promedio de horas de sueño en la noche debe ser de 7 a 9 horas para adultos, de 10 a 16 horas para niños menores de 5 años, de 9 a 12 horas para niños de 6 a 12 años y de 8 a 10 horas para edades de 13 a 18 años.

Índice de masa corporal (no tuvo cambios)

La Asociación sostiene que el IMC sigue siendo un indicador razonable para evaluar las categorías de peso que pueden conducir a problemas de salud. Así las cosas, mantiene que el IMC de 18,5 a 24,9 se asocia con los niveles más altos de salud cardiovascular. Sin embargo, advierte que estos pueden diferir entre personas de diversos orígenes raciales, étnicos o de ascendencia.

Lípidos en la sangre (actualizado)

La actualización de métrica para los lípidos en la sangre (colesterol y triglicéridos) usa el colesterol no HDL como el preferido para monitorear, en lugar del colesterol total. HDL es el colesterol “bueno”. 

De acuerdo con la Asociación, este cambio se produce porque "el colesterol no HDL puede medirse sin ayuno previo (aumentando así su disponibilidad en cualquier momento del día y su aplicación en más citas) y calcularse de forma fiable entre todas las personas".

Glucosa en sangre (actualizado)

La novedad en este factor es que se amplió la métrica para incluir la opción de lecturas de hemoglobina A1c o niveles de glucosa en sangre para personas con o sin diabetes tipo 1 o tipo 2 o prediabetes. Esto se debe a que la hemoglobina A1c puede reflejar mejor el control glucémico a largo plazo.

Presión arterial (no tuvo cambios)

Se mantienen las pautas dadas en 2017 por la Asociación que establecen niveles inferiores a 120/80 mm Hg como óptimos, y la hipertensión definida como presión sistólica de 130-139 mm Hg (el número superior en una lectura) o Presión diastólica de 80-89 mm Hg (número inferior).