31 de julio de 2019 00:00

Una guía para pasear a la mascota en los espacios públicos de Quito

La trailla y el collar son indispensables al momento de llevar de paseo a las mascotas en los parques y vías de Quito. Foto: Vicente Costales / El Comercio

La trailla y el collar son indispensables al momento de llevar de paseo a las mascotas en los parques y vías de Quito. Foto: Vicente Costales / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Isabel Alarcón

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Narices frías

Parques, plazas y otros sitios públicos son los elegidos para disfrutar del verano con las mascotas. Para lograr una convivencia adecuada y evitar multas, los propietarios deben tener en cuenta las exigencias de la Ordenanza 048, sobre la tenencia responsable.

Según datos estadísticos, se estima que en Quito hay un perro por cada seis personas. Esto se puede convertir en un problema si las personas no siguen las normas básicas de convivencia y si no existe un control sobre estos animales.

Llevar a las mascotas con un collar y una correa es uno de los requisitos básicos. Pasearlos por las vías o espacios públicos sin estos artículos representa una infracción leve, que puede ser sancionada con una multa que va hasta el 21% de una remuneración básica unificada. Lo mismo ocurre si no se los mantiene con una identificación visible.

Christian Rivera, promotor de Tenencia Responsable de Mascotas de Urbanimal, explica que es importante que las mascotas socialicen e interactúen con otras especies para evitar que se conviertan en perros agresivos. Al llegar a los parques, las zonas caninas son los lugares apropiados para que los animales puedan jugar.

Estas áreas se encuentran en 10 parques de la ciudad: La Carolina, Itchimbía, Armenia, Cuscungo, Metro Sur, Bicentenario, Metro Norte, La Viña, Equinoccial y La Mujer. En estos existen normas de convivencia para evitar que se produzcan conflictos.

Los perros que hayan sido catalogados como potencialmente peligrosos por un especialista deben salir con un bozal. Rivera explica que en las áreas públicas no está permitido que se bañen en piletas. Tampoco pueden consumir agua de estas o utilizar bebederos para humanos.

Correa y collar. Placa. Los juguetes. Las bolsas para recoger el excremento. Son algunos de los objetos que debe portar el dueño de un perro al sacarlo a pasear. Foto: Vicente Costales / El Comercio

Correa y collar. Placa. Los juguetes. Las bolsas para recoger el excremento. Son algunos de los objetos que debe portar el dueño de un perro al sacarlo a pasear. Foto: Vicente Costales / El Comercio


En la ciudad también existen grupos que promueven la convivencia responsable y la integración entre propietarios de mascotas. Deborah Torres, a través de su organización Vamos Perros, realiza caminatas y recorridos para humanos y animales. La siguiente CaNminata de Verano se realizará el sábado 17 de agosto. Torres recomienda llevar siempre juguetes para que los perros se distraigan y se tenga mejor control sobre ellos.

Otro de los requisitos más importantes al momento de salir de paseo es llevar una bolsa plástica para recoger los excrementos. Andrés Fierro, veterinario y asesor del Alcalde de Quito en temas de fauna urbana, explica que este es uno de los principales problemas en la ciudad, ya que muchos parques parecen “un campo minado” por el descuido de las personas. Además, no recoger los desechos fomenta el contagio de enfermedades parasitarias a los humanos.

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) realiza operativos para verificar la tenencia responsable de animales de compañía. Los perros que se encuentren sueltos en el espacio público serán retirados. Foto: Archivo Narices Frías


La cultura de tenencia responsable aún tiene varios problemas, dice Fierro. Muchos de los perros que se observan en las calles tienen propietarios que los dejan salir sin control durante todo el día. Esto pone en peligro a los animales y a las personas.

Según las proyecciones, se estima que por cada 22 habitantes hay un perro en la calle. Es decir, existen 140 000 canes que deambulan por las vías de la ciudad. Fierro dice que la idea es poder identificar a todas las mascotas. Actualmente, se está trabajando en una reforma a la ordenanza para mejorar temas como el registro de fauna urbana.

Para denunciar la tenencia no responsable de mascotas se puede comunicar con la Agencia Metropolitana de Control.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)