15 de junio de 2019 00:00

La escalada se oferta en la parroquia de Simiatug para fortalecer el turismo

La Warmi Roca muestra su esplendor  en la comuna Simiatug. Es el nuevo atractivo ­turístico. Foto: Cortesía

La Warmi Roca muestra su esplendor en la comuna Simiatug. Es el nuevo atractivo ­turístico. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fabián Maisanche

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El viento agita los pajonales y chuquiraguas que crecen en los páramos de Cocha Colorado y El Tingo, ubicadas al sur de la parroquia rural de Simiatug, en Bolívar. Las plantas nativas rodean las pequeñas casas construidas a base de cancagua, ladrillo y teja.

Esta zona colorida, de extensos pajonales y bosques de pinos, es el atractivo de turistas nacionales y extranjeros. Complementan sus visitas con el recorrido por cascadas, cavernas, lagunas, manantiales, encañonados y paredes de roca basáltica. Las asociaciones de mujeres indígenas ofertan artesanías, platos típicos y prendas de vestir.

A 35 minutos de Simiatug están las lagunas Galo Cocha y Cocha Colorada; esta última lleva el nombre de la comunidad. El complejo lacustre se asienta sobre 3 hectáreas y es el hábitat de patos, palomas y aves migratorias, como garzas y perdices.

Los comuneros ofertan paseos a caballo por las lagunas. Y en el pueblo se preparan platos como papas con cuy, ocas y mellocos cocinados, jugo de mashua y otros.

A 45 minutos del pueblo se encuentra la roca basáltica denominada Wuarmi Roca. La pared de aproximadamente 80 metros de alto, tiene cinco rutas para ser ascendida. Desde lo alto de la cumbre se observa parte de la cordillera occidental de los Andes.

Estanislao Aime hace viajes a caballo por la reserva de la comunidad El Tingo. Foto: Fabián Maisanche / EL COMERCIO

Estanislao Aime hace viajes a caballo por la reserva de la comunidad El Tingo. Foto: Fabián Maisanche / EL COMERCIO


Ángel Talahua es uno de los guías naturalistas de la comunidad. El indígena dice que en los últimos tres años se comenzó a promocionar la zona por escaladores extranjeros.

“Hay ofrecimientos de las autoridades locales de construir un refugio para el descanso de los turistas. Estamos fortaleciendo el turismo y la comunidad nos está ayudando”.

El Tingo se localiza a 8 km del centro de la parroquia Simiatug y a 3 km de Cocha Colorada. Los campesinos cuentan con talleres artesanales, donde tejen ponchos y anacos con lana de borrego.

La quebrada Carnero Yata y la cueva Runa Say son las primeras paradas de los turistas. Pedazos de roca gigante cubren una extensa área de pastoreo de la comuna.

Estanislao Aime, guía indígena de El Tingo, cuenta que la cascada Quishuar y el templo sagrado de la Virgen Paccha Camak son sus principales atractivos. Los aventureros deben caminar más de dos horas para llegar a estas zonas. En el trayecto pueden encontrar pequeños manantiales y zonas de descanso, a la sombra de los árboles de pino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)