Walter Mercado creó un imperio de amor e ilusión

En los años 80, su fama había crecido tanto que sus predicciones llegaban a varios países de América Latina e incluso a Estados Unidos. Foto: EFE

En los años 80, su fama había crecido tanto que sus predicciones llegaban a varios países de América Latina e incluso a Estados Unidos. Foto: EFE

En los años 80, su fama había crecido tanto que sus predicciones llegaban a varios países de América Latina e incluso a Estados Unidos. Foto: EFE

Walter Mercado fue más que un astrólogo. Su exuberante apariencia, su vestimenta llamativa y su eslogan: ‘mucho, mucho amor’, lo convirtieron en un ícono de la cultura latinoamericana.

Mercado falleció el 2 de noviembre, a los 87 años, en San Juan de Puerto Rico, a causa de una insuficiencia renal. América se conmovió con la noticia, pues Mercado había sido el ‘gurú’ de varios famosos y sus predicciones eran parte de la vida de miles de personas que lo siguieron durante décadas.

Su faceta de astrólogo empezó en los años 70, cuando una casualidad lo llevó a participar en el programa del productor puertorriqueño Elín Ortiz, de la red Telemundo, luego de que el artista invitado al show no apareciera.

Ortiz le pidió que ofreciera predicciones astrológicas por 15 minutos. Él llevaba un vestuario que incluía una singular capa, pues estaba promoviendo una obra de teatro en la que actuaba.

Desde entonces, esta fue su marca. A lo largo de su vida acumuló más de
1 000 capas, una más llamativa que otra. Su vinculación con el mundo del esoterismo había surgido como una forma de alivio a su corazón roto.

En 1968 su novia falleció en un accidente aéreo entre República Dominicana y Puerto Rico. Para superar la depresión de esta pérdida, Mercado viajó a la India. Allí conoció al maestro espiritual Osho y se convirtió en su discípulo, de quien aprendió sobre el mundo de la astrología, el tarot, el budismo, el taoísmo.

Para 1970, Mercado había calado en la televisión. Tenía su propio segmento en ‘El show de las 12’ y unos años después empezó su propio programa semanal de astrología en la cadena Telemundo.

En los años 80, su fama había crecido tanto que sus predicciones llegaban a varios países de América Latina e incluso a Estados Unidos.
Él siempre se consideró una persona muy espiritual. De hecho, Mercado decía que tuvo su primera experiencia psíquica a los seis años, cuando le advirtió a su maestra que la campana de la escuela se caería. Al día siguiente la profecía se cumplió cuando un terremoto hizo caer la campana. Desde entonces lo llamaron ‘Walter de los Milagros’, según su biografía oficial.

Pero además, Mercado se sintió atraído por el mundo del espectáculo desde muy pequeño. A los 10 años interpretó a Tarzán en una radionovela. Luego pasó al teatro, en donde participó en obras de Shakespeare, Lorca, Benavente. Fue cientos de personajes tan disímiles que le permitieron explotar su capacidad histriónica al máximo. Fue Trujillo, un espía ruso, el bailarín Nijinsky y Enrique VIII. Luego pasó a las telenovelas. Se ­destacó en ‘Un adiós en el recuerdo’, ‘Larga distancia’ y ‘Renzo, el gitano’.

Pero la astrología se convertiría en su modo de vivir y para los 90 ya era una ‘estrella’ de la farándula del continente. Como nada en la vida es perfecto, en su historia siempre estuvo presente la tragedia. Cuando más reconocimiento tenía, su madre Aida Salinas, quien fue determinante para Mercado, falleció. “Ahora comprendo que la muerte no es más que un cambio de conciencia y vestuario, pero aun así duele y Walter Mercado es un ser humano”, dijo entonces a la cadena TV Azteca.

Entre las predicciones más famosas que realizó estuvo la muerte de la madre Teresa de Calcuta, en septiembre de 1997. Mercado se encontraba de viaje en Brasil, y una persona le preguntó sobre lo que pasaría al día siguiente; en ese momento surgió la visión. “Fue muy triste la noticia pero la recibí tal como la veía, en un cofre de un ataúd y a ella la enterraban”, dijo en una entrevista para Telemundo.

El astrólogo también vaticinó el nacimiento del hijo menor de Julio Iglesias, el papel protagónico de Madonna en la película ‘Evita’, el nacimiento de la hija de la presentadora brasileña Xuxa y la elección del presidente estadounidense Bill Clinton.

En el 2010 tuvo que cambiar su nombre, luego de una batalla legal con un antiguo empleado, aunque él aseguró que esta modificación se trató de una “revelación espiritual”. “(...) De ahora en adelante me haré llamar Shanti Ananda, mi nombre auténtico en lo místico. Me decía el ser de luz que se me apareció, que se necesita más gente de luz en el mundo”, dijo Mercado en una entrevista con el diario puertorriqueño El Nuevo Día.

En el 2013 recuperó su nombre, que ya era una marca, y su patrimonio siguió creciendo. Se calcula que sus ingresos llegaron a los USD 10 millones, que será administrada por sus cuatro sobrinas: Aida, Betty, Ivonne y Dannette Benet Mercado. “Perdemos un tío, un padre, nuestro jefe, nuestro maestro, es algo muy difícil para nosotros”, dijo Ivonne.
Mercado incursionó en varios negocios. En el 2015 creó el portal de citas Passion Latinos, que ayudaba a las personas a buscar su media naranja según su compatibilidad esotérica. Él estaba convencido de que el amor movía el mundo, aunque nunca se casó ni se le conoció otra novia.

Mercado dejó un legado único, difícil de llenar, que construyó con ‘mucho, mucho amor’.

Suplementos digitales