Cuidador de albergue de animales arriesgó su vida para rescatar a ocho perros de un incendio

José Alexis Cortés sufrió quemaduras de tercer grado en su rostro y en sus brazos tras ingresar a un albergue para perros que se incendiaba para rescatar a las mascotas. Fotos: Facebook/ Jimmy Tamayo.

José Alexis Cortés sufrió quemaduras de tercer grado en su rostro y en sus brazos tras ingresar a un albergue para perros que se incendiaba para rescatar a las mascotas. Fotos: Facebook/ Jimmy Tamayo.

José Alexis Cortés sufrió quemaduras de tercer grado en su rostro y en sus brazos tras ingresar a un albergue para perros que se incendiaba para rescatar a las mascotas. Fotos: Facebook/ Jimmy Tamayo.

La fundación Gadamiel, un centro de protección animal de Cali, fue golpeada el pasado domingo 8 de septiembre del 2019 por un incendio. Mientras las llamas consumían el lugar, José Alexis Cortés, un hombre de 47 años que trabaja como cuidador, no dudó en arriesgar su vida para rescatar a ocho perros

La noticia sobre el incendio y el accionar del cuidador la dio a conocer inicialmente en Facebook Jimmy Tamayo, uno de los voluntarios de Gadamiel. "El refugio de perros que tenemos detrás de Cristo Rey ayer se incendió y nuestro cuidador por salvar a los perritos sufrió fuertes quemaduras", escribió. 

Su publicación deja ver la magnitud del incendio, que ya había sido controlado en el momento que las fotos fueron tomadas, y de las heridas de Cortés cuyo rostro y brazos aparecen cubiertos por ampollas como consecuencia de las quemaduras de tercer grado que sufrió. 

Uno de los perros que vivía en el albergue golpeó una vela que cayó e incendió rápidamente el lugar. Foto: Facebook/ Jimmy Tamayo.

Según informa el diario El Tiempo de Colombia, el incendio "se habría originado porque uno de los perros tropezó con una vela y debido a que había plástico y espuma el fuego no tardó en extenderse". Los animales que vivían en el terreno, dice el medio, fueron rescatados de situaciones de maltrato y abandono en Cali. 

El refugio está ubicado en una propiedad que pertenece al pastor Fabio Guevara y a Viviana Guevara, quienes llevaron al cuidador al Hospital Universitario del Valle, donde lo atienden por sus quemaduras. El incendio también dejó a Cortés sin vivienda, pues residía en la propiedad. 

En diálogo con el medio colombiano BluRadio, Viviana dijo que Cortés le había comentado "que las llamas eran impresionantes y que en su desespero por apagarlas escuchaba el chillido de los perros temerosos de morir incinerados... No le importó nada, solo se metió y los sacó. En total fueron ocho los perros rescatados, ninguno sufrió afectaciones, pero él se quemó muchísimo", dijo la mujer. 

Suplementos digitales