Luis Arce reivindica ante la ONU que en Bolivia hubo…
Joven murió ahogado al intentar salvar a un perro
La vacunación a los jóvenes en Portoviejo se extende…
El histórico buque neerlandés Azart atracó en Manta
Estado mexicano de Sonora aprueba el matrimonio igualitario
Corte de EE.UU. dicta orden de arresto contra el nov…
Tres heridos por explosión de tanque de gas en la Mi…
Perú cremará el cuerpo de Abimael Guzmán y esparcirá…

Secuencia de imágenes del cometa Neowise expulsando gas en espiral

El cometa Neowise fue descubierto en marzo de este 2020. Los ecuatorianos podrán observarlo el 23 de julio. Foto: AFP

El cometa Neowise fue descubierto en marzo de este 2020. Los ecuatorianos podrán observarlo el 23 de julio. Foto: AFP

El cometa Neowise fue descubierto en marzo de este 2020. Los ecuatorianos pudieron observarlo el pasado 23 de julio. Foto: AFP

Una secuencia de ocho imágenes revela la rotación del cometa Neowise utilizando datos del telescopio Gemini North del Observatorio internacional Gemini en el Monte Maunakea de Hawai.

Las imágenes se obtuvieron el 1 de agosto de 2020 utilizando el espectrógrafo multiobjeto Gemini durante un período de 1,5 horas. En esta secuencia, el conjunto de ocho imágenes se repite nueve veces.

Cuando el cometa Neowise (C/2020 F3) atravesó el Sistema Solar interior a mediados de 2020, los astrónomos y el público en general observaron con asombro cómo esta “bola de nieve sucia” arrojaba gas y polvo al espacio, produciendo un espectáculo sorprendente visible a simple vista.

El cometa Neowise -visible desde la Tierra- iluminó el cielo de la ciudad alemana Kreva el 13 de julio del 2020. Foto: AFP

Foto: AFP

Las nuevas observaciones, reproducidas en video muestran una corriente en espiral de gas molecular que revela la rotación del núcleo del cometa. La secuencia de lapso de tiempo, comprimida a solo unos pocos segundos, representa aproximadamente una quinta parte del período de rotación del cometa de aproximadamente 7,5 horas.

Video: YouTube, cuenta: NOIRLabAstro

Las observaciones, obtenidas mediante un programa de investigación para explorar la dinámica de rotación del cometa, se llevaron a cabo durante varias noches y estuvieron limitadas por la proximidad relativamente cercana del cometa al Sol y las breves ventanas de observación resultantes. Las observaciones de Gemini permitieron a los investigadores determinar la rotación del cometa con una precisión excelente y buscar cambios en la velocidad de rotación.

Los cometas están formados por hielos, rocas y polvo que quedaron de la formación del Sistema Solar. Algunos cometas siguen órbitas muy alargadas que los envían cerca del Sol, donde se calientan y hacen que los gases congelados se vaporicen, liberando moléculas y desechos al espacio.

Se cree que la mayoría de los cometas liberan gases en chorros similares a géiseres y eso es lo que los investigadores creen que está sucediendo en las imágenes de Géminis.

A medida que el material vaporizado sale del cometa, su rotación hace que parezca girar en espiral hacia afuera, muy parecido al agua de una manguera de jardín giratoria. El mismo material impacta la rotación del cometa haciendo que su núcleo gire hacia arriba o hacia abajo, aunque para la mayoría de los cometas, el efecto es demasiado débil para detectarlo.

Suplementos digitales